Bush, ¿qué les das?

Sin embargo, muchos se daban de bofetadas en Bruselas por almorzar o charlar con él. Ha venido simpático, conciliador. Pelillos a la mar con las peleas del pasado. Concentrémonos en lo que nos une, Líbano (guiño a Francia), y me encanta que Europa sea fuerte (guiño a todos).

Hablemos del futuro de Irak, ahora que las elecciones han tenido... –¿lo digo?– éxito. Verá largamente a Jacques Chirac (sonrisas), Tony Blair (un colega), Silvio Berlusconi (abrazos), Gerhard Schröder –para él los cuatro grandes de Europa– y a Vladimir Putin (bromas). Sigue dándole esquinazo a Rodríguez Zapatero. Las declaraciones de nuestro Gobierno no le entusiasman.

iariasllamas@fastmail.fm