El vicio del poder

El vicio del poder

Sinopsis

Electricista en la Wyoming rural, Richard "Dick" Cheney se fue haciendo un hueco en la política estadounidense, primero en la administración Nixon y, posteriormente, escalando puestos durante los mandatos de Gerald Ford y George Bush padre. Con la ayuda de su esposa Lynne y la tutela de Donald Rumsfeld, en el 2000 Dick abandonó su cargo de consejero delegado en Haliburton para ser el vicepresidente del manejable George W. Bush, lo que le convirtió, de facto, en el hombre más poderoso del mundo.

Aunque su nombre no ocupará nunca un lugar destacado en los libros de historia, la figura de Dick Cheney ha influido en la política internacional contemporánea de una forma que sólo está al alcance de unos pocos. Vicepresidente durante el controvertido mandato de George W. Bush, Cheney fue la mano que realmente movió los hilos del poder gubernamental durante aquellos años, cambiando el panorama político estadounidense de manera irreversible. En El vicio del poder, el ganador del Oscar Adam McKay (La gran apuesta) apunta con su objetivo hacia un personaje esquivo, hermético y experto en moverse entre las sombras de Washington y dirige un biopic nada convencional que muestra con ironía y grandes dosis de humor negro tanto el carácter familiar de Cheney, como su ascenso imparable desde su etapa de becario del Congreso hasta convertirse en prácticamente copresidente de EE.UU. El oscarizado Christian Bale (Exodus: Dioses y reyes) firma una nueva interpretación camaleónica en este film sobre el uso y abuso de las instituciones de poder en el que también participan los nominados al Oscar Amy Adams (Animales nocturnos), Steve Carell (La batalla de los sexos) y el ganador de un premio de la Academia Sam Rockwell (Tres anuncios en las afueras), entre otros.