La leyenda de Redbad

La leyenda de Redbad

Sinopsis

En el año 754 d.C., Europa del norte está dividida entre el territorio ocupado por frisones, sajones y daneses y el que gobiernan los francos. Éstos últimos planean conquistar el continente a través del cristianismo y su próximo objetivo es el mayor centro de comercio, situado en el reino del frisón Aldegised. La invasión acabará con la vida del rey y el destierro de su hijo Redbad, que tras llegar a costas vikingas y convertirse en uno de ellos volverá a su viejo hogar para liberar a su pueblo.

Curtido en la épica histórica, un género que ha cultivado tanto en el cine (Michiel de Ruyter: El almirante) como en la televisión (Black Sails, Knightfall), Roel Reiné lleva a la gran pantalla los mitos alrededor de Redbad, considerado el último rey libre de la Frisia pagana (una región entre la actual Holanda y Alemania). Su lucha encarnizada contra la expansión del imperio franco y la propagación del cristianismo se convierten en La leyenda de Redbad en una espectacular película repleta de batallas a espada, conflictos religiosos e intrigas políticas en plena Edad Media. Dorestad, uno de los epicentros comerciales de la Europa del siglo VIII codiciado por ambos bandos, se convierte en el escenario de este film donde el amor, la envidia y los chantajes están a la orden del día. Gijs Naber (El secuestro de Alfred Heineken) protagoniza la cinta, el proyecto más ambicioso del cine holandés, como este rebelde al que nadie le dice qué creer y lidera un reparto formado por Loes Haverkort (Dik Trom), Tibo Vandenborre (Después de nosotros), Soren Malling (Heartstone) y el televisivo Jonathan Banks (El pasajero), entre otros.