Mary y la flor de la bruja

Mary y la flor de la bruja

Sinopsis

Mary es enviada a pasar las vacaciones con su abuela en el campo. Un día, sigue a unos gatos hasta una zona con unas brillantes flores que le conceden habilidades de bruja temporalmente y acaban dando vida a una escoba. Tras subirse en ella, Mary llega a Endor College, una escuela mágica más allá de las nubes en la que se llevan a cabo misteriosos experimentos. Pero sus poderes se acaban y tras una mentira que pone en peligro a un ser querido, la niña tendrá que buscar la forma de volver a casa.

Después de una traumática marcha del emblemático Studio Ghibli, el director nominado al Oscar Hiromasa Yonebayashi (El recuerdo de Marnie) se lanzó, junto a otros especialistas despedidos, a fundar su propio estudio de animación: Studio Ponoc. Su primera producción en ver la luz es Mary y la flor de la bruja, adaptación de la conocida novela The Little Broomstick de Mary Stewart en la que una niña es transportada, gracias a una flor mágica, a una prestigiosa escuela para brujas en la que, sin embargo, ocurren cosas terribles. En este contexto surge una historia llena de aventuras y emoción que fascinará tanto a niños como a mayores en la que su protagonista debe cumplir una promesa en un universo fantástico lleno de peligros donde, tras perder los poderes que se le habían otorgado temporalmente, tendrá que recurrir a su ingenio y fuerza interior. Con un estilo de animación que combina las técnicas artesanales en el diseño de impresionantes escenarios con otras de última generación, la película cuenta con un elenco vocal formado por Hana Sugisaki (La espada del inmortal), Yûki Amami (Ponyo en el acantilado) y Fumiyo Kohinata (Dark Water) en su versión japonesa, y Ruby Barnhill (Mi amigo el gigante) y los oscarizados Kate Winslet (Wonder Wheel) y Jim Broadbent (Paddington 2) en la inglesa.