Alien: Covenant

Sinopsis

Todo parece tranquilo en la Covenant, una nave de colonización que transporta en un criosueño a más de 2.000 personas hasta un planeta en el que situar un asentamiento. Sin embargo, un terrible accidente trastoca la misión y obliga a sus responsables a dirigirse a otro planeta, una especie de Edén escondido tan habitable como aquél al que se dirigían. Pero lo que encontrarán en el terreno será un infierno poblado por criaturas mortíferas que les obligará a huir a la desesperada para sobrevivir.

De nuevo a los mandos de su franquicia más exitosa, Ridley Scott (Marte (The Martian)) continúa explorando los orígenes de Alien en esta cinta, ambientada diez años después de Prometheus, que se acerca aún más a los acontecimientos relatados en Alien, el octavo pasajero. En Alien: Covenant será una nave colonizadora la que sufra los terroríficos y sangrientos ataques de los xenomorfos en un film que, como sus predecesoras, combina ciencia ficción con tensión y puro terror y sitúa la acción en el posible planeta natal de esta emblemática criatura. Michael Fassbender (Assassins Creed) repite en la saga, en esta ocasión como dos androides diferentes, mientras que la nueva tripulación la conforman Katherine Waterston (Animales fantásticos y dónde encontrarlos), Billy Crudup (Spotlight), Danny McBride (Juerga hasta el fin), Demián Bichir (Los odiosos ocho) o James Franco (¿Tenía que ser él??), entre otros.