Silencio desde el Mal

Silencio desde el Mal

Sinopsis

En Ravens Fair cuentan la leyenda de Mary Shaw, una ventrílocua que mató a un niño y fue asesinada por sus vecinos. Desde que se la enterró con sus muñecos de vodevil, el pueblo ha sido escenario de oscuros crímenes. Dicen que cada vez que se ve a uno de los muñecos, alguien muere con la lengua arrancada. Jamie y Lisa se van de Ravens para empezar de cero, pero cuando Lisa es asesinada, Jamie vuelve para aclarar su muerte. Allí descubre la verdad sobre las historias de fantasmas que oía de niño. En 2004 James Wan y Leigh Whannell aterrorizaron al mundo entero con una nueva fórmula de terror llamada "Saw". Ambos crearon la historia del siniestro Jigsaw y Wan fue el encargado de dirigir el filme. En "Silencio desde el Mal" el tándem se repite en los mismos términos, pero en esta ocasión se ha huido de la sangre para mostrar un miedo más irracional, centrado en esas leyendas locales que todos hemos oído de niños. Wan y Whannell querían hacer una historia de fantasmas de las de antes, así que idearon una atmósfera tenebrosa de tumbas y muñecos diabólicos. Los "inocentes juguetitos" fueron creados por el propio Wan en colaboración con el departamento de diseño y el espíritu de Mary Shaw es tan clásico que recuerda al estilo gótico. Ryan Kwanten, al que hemos visto en el drama familiar "Flicka" y en la serie "Summerland", encabeza un reparto en el que también figura Amber Valletta (Premonition, Hitch, especialista en ligues). El maltrecho padre del protagonista está interpretado por Bob Gunton (Fracture) y Donnie Wahlberg, habitual en la saga "Saw", da vida a un detective que intenta esclarecer los hechos por la vía racional.