Las crónicas de Riddick

Las crónicas de Riddick

Sinopsis

El Universo se halla inmerso en el mundo de las sombras; los necróferos y su ejército infernal asolan los planetas a bordo de su enorme y barroca nave nodriza, la base del poder de su oscuro imperio, la Basílica. Lo que ofrecen a sus enemigos es muy simple: convertirse o morir. Nos encontramos en un mundo en el que los rebeldes duran poco tiempo y no abundan los héroes. Las súplicas de los planetas a las fuerzas del bien son en vano. No valen los mitos, ni los dioses ni las profecías. Y es que hay veces que la única forma de detener el mal no es con el bien, sino con otro tipo de demonio. De esta forma aparece en escena Riddick (Vin Diesel), al que no le importa ni quién gobierne el Universo ni el Apocalipsis. Él sólo quiere salvar su pellejo y defenderse de los mercenarios que van tras él. Pero hay que convencerle de que se una a la lucha contra los necróferos. Al final acaba participando en una serie de batallas épicas donde se juega el todo por el todo. Empieza por el asedio a una civilización idílica multicultural; sigue en una cárcel subterránea, excava bajo la superficie de un planeta volcánico infernal para acabar a bordo de la Basílica, centro del poder del enemigo.