No valen disculpas

Una vez más, varios trabajadores de la construcción pagaron con su vida el abandono real tanto de la Administración como de los particulares. Desconozco el origen o causas de este accidente, pero los técnicos especialistas en seguridad estructural sabemos que: los planes de seguridad de las obras son generalmente ‘papel mojado’; los planes de coordinación, cuando existen, carecen de análisis suficientes; los encofrados, los soportes temporales y los apuntalamientos no suelen estar calculados para que puedan soportar sin riesgo las cargas a las que están sometidos.

¿Hasta cuándo vamos a continuar mirando a un lado? Somos de los países que más accidentes tienen. La factura son vidas humanas.