Llamar la atención

Me preocupa la deriva que está tomando nuestra ciudad en lo referente a la inseguridad ciudadana. Por un lado, leo que los homicidios y asesinatos se han triplicado en el año 2008 y, por otra parte, me entero de que en el barrio de Los Bermejales un ciudadano ha recibido un navajazo por recriminarle una conducta incívica a un chaval de la Logse.

Antes, las personas mayores llamaban la atención a los niños y jóvenes cuando éstos hacían alguna travesura. Hoy, por desgracia, si les haces algún reproche, te expones a que te claven un machete. Quizá los que ejercen el poder actualmente tengan por objetivo conseguir una sociedad aborregada y carente de solidaridad, en la que cada uno vaya a lo suyo y que, vea lo que vea, se calle, se haga el sueco y tire para delante sin importarle lo que suceda a su alrededor. Aún mantengo la esperanza de que haya algún político responsable y con principios que ponga freno a este desmadre.