Ser funcionario

Me gustaría contestar a la carta «De mayor quiero ser funcionaria». Me parece triste que alguien quiera ser funcionario en base a la supuesta libertad para escaquearse del trabajo. Con lo que se queda la gente es con eso, con lo poco que trabajan unos cuantos; pero no saben nada de las personas que sí trabajan por el bien de todos, por un sueldo que roza en algunos casos lo ridículo.

Desde hace años los sucesivos gobiernos utilizan los salarios de los funcionarios como parte de las medidas de contención del gasto público y la inflación, con incrementos siempre por debajo del IPC, por no hablar de las casi inexistentes posibilidades de promoción. ¿Quiere seguir siendo funcionaria? Naturalmente, se lo pregunta un funcionario.