¿Quién te crees que eres?

Me gustaría contestar a Maribel, sobre una carta que han publicado este pasado viernes día 7 de marzo. Yo también he leído la carta del pasado miércoles, de la chica que tiene que ir el domingo a pasar el día con su bebé en las urnas. Me gustaría preguntarte, Maribel: ¿Quién te crees que eres para opinar sobre una persona a la que no conoces absolutamente de nada y decir de ella que se «escaquea de sus responsabilidades», que «no tiene capacidad para razonar», que «no tiene tiempo de disfrutar del resto de la vida» ni para «cumplir con sus obligaciones»? Y no pienses, Maribel, que defiendo a esta persona porque sea amiga mía, pues te aseguro que yo tampoco la conozco. Pero lo que me indigna a mí es tu absoluta falta de respeto hacia los demás, hacia sus opiniones y hacia sus decisiones. Ojalá que a ti nunca te dejen de respetar. Y si quieres saber qué haría yo en esa situación, pues tengo muy claro que no me presento en la mesa electoral. Por delante de todo esto está mi familia, y por supuesto, yo misma.