Estamos llenos de cacas de perros

Es verdad que cada vez son más los dueños de perros que sacan a sus animales a pasear acompañados de bolsitas de plástico para recoger sus necesidades, pero todavía no son bastantes.  No hay zona verde, miniparque o alrededor de un árbol en Málaga que no esté pertinentemente abonado. Esto no sería tan malo si no fuera por el olor. Hay calles, barrios enteros en esta ciudad por los que es imposible caminar con estos «regalitos» actuando bajo el sol de las dos de la tarde. Más respeto para los que no tenemos perro.