A Jesús Navas

Me he enterado por la prensa de que sigues en proceso de recuperación. Quiero darte ánimo para seguir adelante. ¡Vamos, que te esperamos en el campo! Ir a una concentración es lo de menos; tu sitio está donde siempre: corriendo de arriba abajo, esquivando, centrando y si hace falta, marcando.

En tu propio equipo hay jugadores que se lesionan, se ponen en manos de los médicos y, haciendo lo que les dicen, tarde o temprano salen adelante. Lo importante no es el tipo de lesión, sino que se cura. Así que, ¡venga!, ¡vamos, mi Sevilla, vamos, Jesús Navas!