El 'efecto Obama' llega a Japón

El 'efecto Obama' llega a Japón


Puedes ampliar o reducir el mapa y desplazarte por él

La influencia de Barack Obama, el 'candidato revelación' de la Casa Blanca, no deja de crecer. La última anécdota de su meteórica ascensión después del 'supermartes' llega de la mano de una pequeña ciudad japonesa de apenas 32.000 habitantes que comparte con él el nombre: Obama, localidad costera al norte de Kioto, se ha volcado con el candidato.

La coincidencia no pasaría de la anécdota en cualquier otro lugar, pero no en Japón. Los negocios han hecho del demócrata su bandera, y el alcalde de la ciudad anima al candidato con pasión. Hasta el líder espiritual de la zona está al tanto de las últimas variaciones en la lucha entre el senador por Illinois y Hillary Clinton.

Cúmulo de coincidencias

Hay, incluso, quien ha aprovechado el filón del candidato para crear un 'supermartes' en su negocio. Por cierto, que como presidente de su empresa, se hace llamar "presidente Obama".

El hecho de que la ciudad y el candidato se llamen igual no parece más que un capricho lingüístico. El apellido del senador le llega de la mano de su padre, de origen musulmán por su procedencia keniata, mientras que la localidad japonesa se llamó así por el Clan Obama, una influyente familia que vivió en la zona durante la dinastía Edo.

Esta coincidencia se une a otras precedentes, como el hecho de que el candidato demócrata sea familia lejana de Dick Cheney, vicepresidente estadounidense y miembro del Partido Republicano. En este caso, el parentesco viene gracias a un antepasado común de origen francés.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/350398/0/barack/obama/clinton/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios