Maduro toma posesión este viernes como presidente sin que se rebaje la tensión política en Venezuela

Maduro toma posesión este viernes como presidente sin que se rebaje la tensión política en Venezuela

La oposición no acudirá al acto y advierte del "pantano antidemocrático" en el que se encuentra el Gobierno

El presidente electo de Venezuela, Nicolás Maduro, tomará posesión este viernes de su cargo en un acto que se celebrará en el Palacio Legislativo de Caracas en medio de un clima de división política. Mientras, el principal aspirante opositor, Henrique Capriles Radonski, espera a los resultados de la auditoría de las elecciones, tras su demanda de impugnación presentada el miércoles y después de que el Consejo Electoral haya accedido finalmente a auditar el cien por ciento de los votos.

Maduro consiguió alzarse como el vencedor en los comicios presidenciales del domingo por una diferencia de un 1,5 por ciento y de más de 260.000 votos, un triunfo certificado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) pero que la oposición se ha negado a reconocer.

En medio de denuncias de fraude y de irregularidades, la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, proclamó el lunes a Maduro ganador de los comicios, tras lo cual, y en respuesta a una petición del representante de la oposición en el CNE, Nicolás Maduro se comprometió a auditar el cien por cien de los votos. No obstante, el lunes se retractó y consideró suficiente el 54 por ciento legal.

Capriles convocó posteriormente a todos sus simpatizantes a manifestarse en las calles para reclamar un recuento de los votos. Las protestas derivaron en disturbios que han dejado como saldo ocho simpatizantes oficialistas muertos. Desde entonces, ambas facciones han ido aumentado el tono de sus declaraciones.

Maduro ha declarado que "el candidato de la derecha y de la burguesía", en referencia a Capriles, ha dirigido un "golpe de Estado" que el chavismo y "el pueblo" han conseguido abortar. Por su parte, el aspirante opositor se niega a admitir al "ilegítimo" presidente electo.

Tras la polémica creada, el propio CNE ha decidido finalmente a última hora de este jueves a auditar el cien por cien de los votos y Capriles ha dado por buena esta decisión. Tanto Maduro como Capriles se han comprometido a acatar los resultados que arroje la auditoría del cien por cien de los votos, independientemente de a quién otorgue la victoria y, por tanto, el Gobierno hasta 2019.

Las diferencias políticas se han trasladado a prácticamente todas las instituciones. Maduro ha asegurado que ya no reconocerá a Capriles como gobernador del estado de Miranda (norte), mientras en la Asamblea Nacional los opositores han ido perdiendo sus puestos en las diferentes comisiones por no reconocer a Maduro. El presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, se ha negado a dar la palabra a cualquier diputado que no asuma la legitimidad de Maduro.

Sin oposición en el acto

El parlamentario Andrés Velázquez ha avanzado este jueves que ningún bloque de la oposición acudirá a la toma de posesión de Maduro. "No vamos por la actitud gorila y grosera de Diosdado Cabello que intenta desconocer a los parlamentarios cuando les niega el derecho de palabra, eso parece un guión de Pinochet", ha indicado, en referencia al exdictador chileno.

Velázquez comparte las palabras de Capriles, sobre que el Ejecutivo "intenta criminalizar la protesta" por el "reclamo legítimo del pueblo venezolano ante un resultado tan ajustados". "No vamos a acompañar a Maduro en su juramentación, porque el Gobierno se está metiendo en un pantano antidemocrático", ha añadido.

En medio de este tenso clima, el oficialismo ha lanzado amenazas de cárcel para los dirigentes opositores y una investigación por las soflamas de Capriles a manifestarse el lunes. El Gobierno mantiene que la "coordinación" de los ataques del lunes recuerda a un golpe de Estado. "Van a tener que habilitar todos los estadios porque nos van a tener que meter presos a todos", ha indicado Velázquez.

Que no pase las fronteras

La comunidad internacional intenta impedir que la inestabilidad en Venezuela afecte a la región. Este jueves, el Gobierno de Perú, que ostenta la presidencia de turno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), ha convocado una reunión del organismo para dialogar sobre los problemas políticos de Venezuela.

Por su parte, el Ejecutivo español, tras reclamar el recuento de los votos, reconoció la victoria de Maduro y alegó que cualquier crisis desatada —Venezuela ha convocado a su embajador en España, Bernardo Álvarez, a consultas— se habría dado por un malentendido. La Organización de Estados Americanos (OEA) también ha asumido la victoria del oficialismo tras pedir una auditoría.

Estados Unidos sigue siendo el único país del continente que se ha negado a reconocer el triunfo de Maduro, aunque el presidente electo ha rebajado la importancia de contar con el beneplácito de Washington. Por el momento, la inquietud entre los líderes internacionales es patente, mientras piden diálogo para superar la crisis.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/1790863/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios