No utilicemos a los niños

En la mayoría de las conferencias que imparto, da igual el tema, tarde o temprano aparece siempre esta pregunta: ¿qué hacemos cuando los padres no coincidimos sobre la forma de educar a los hijos, o cuando un padre manipula a los niños en contra de su pareja o ex pareja?

La respuesta es difícil, y cada caso merece ser analizado con la profundidad que el tema requiere, pero hay algo que podemos hacer: liberar a los hijos de nuestras miserias y tratar de no ponerlos en situaciones límite.

Si a pesar de todo no lo logramos, hablaremos con ellos y les diremos que estén tranquilos, que no son los responsables de nuestras diferencias y que no tienen que decidirse por uno u otro padre. Ya que los convertimos en víctimas, al menos quitémosles sus sentimientos de culpa.

www.mariajesusalavareyes.com