Un método peligroso

Un método peligroso - Cartel
Título V.O.:
A Dangerous Method
Año de producción:
2011
Distribuidora:
TriPictures
Género:
Drama
Clasificación:
No recomendada menores de 12 años
Estreno:
25 de noviembre de 2011
Director:
David Cronenberg
Guión:
Christopher Hampton
Música:
Howard Shore
Fotografía:
Peter Suschitzky
Intérpretes:
Keira Knightley (Sabina Spielrein), Viggo Mortensen (Sigmund Freud), Vincent Cassel (Otto Gross), André Hennicke (Professor Eugen Bleuler), Michael Fassbender (Carl Jung), Sarah Gadon (Emma Jung), Mignon Remé (Secretaria de Jung), Mareike Carrière (Food Nurse)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Carl Gustav Jung regenta el hospital Burghölzli, siguiendo las teorías del psicoanálisis de su mentor, Sigmund Freud, con el que mantiene una relación epistolar. Este hombre casado traspasará los límites estrictamente profesionales con una joven, Sabina, aquejada de trastornos emocionales serios, con la que se sumergirá en una espiral de sexo y pasión que no podrá reprimir. La inteligente paciente se convertirá en discípula de Jung y en la barrera que separará a los dos científicos para siempre.

Basada en hechos reales, el reputado director canadiense, David Cronenberg (La mosca, Una historia de violencia o Promesas del Este) nos traslada a la gran pantalla los inicios del psicoanálisis, como terapia de tratamiento clínico en pacientes mentales (sustituyendo a los procedimientos más "convencionales" del pasado como las cirugías, extirpaciones cerebrales y a las reclusiones sin ningún resultado favorable), en una historia de amor imposible entre el insigne psiquiatra Carl Gustav Jung, ya casado, y la bella e inteligente paciente rusa, Sabina, que, con el devenir del tiempo, se convertirá en otra adepta de la escuela del psicoanálisis, fundada por el célebre Sigmund Freud, que mantiene una relación profesional de intercambio epistolar de ideas con Jung. "Un método peligroso" nos adentra en el mundo oscuro de las necesidades y emociones más primarias que se esconden en el cerebro humano, de la conciencia que nos hace ver lo que está bien o lo que está mal dentro de las convenciones socialesque fluyen en ese momento: el propio Jung siente remordimientos por la pura atracción sexual hacia su guapa paciente (con la que acaba traspasando esa línea) y la aparición en escena del amoral enfermo patológico, Otto Gross que no tiene ningún problema en ir más allá de los límites concebidos en el placer que subyace en la debilidad de la carne.

La popular actriz británica, Keira Knightley, a quién hemos visto en innumerables cintas taquilleras del cine reciente como "Piratas del Caribe", "Orgullo y prejuicio" o "Expiación. Más allá de la pasión", encabeza el magnífico reparto de esta película al encarnar a la culta y refinada paciente que "trae de cabeza" al estricto Jung, interpretado por el excelente y joven actor irlandés (de origen alemán), Michael Fassbender, ya con una incipiente carrera con títulos como "Malditos bastardos" o "X-Men: Primera generación (2011)". El célebre Aragorn de "El señor de los anillos" o nuestro "Alatriste", Viggo Mortensen, se mete en la piel de la máxima autoridad del psicoanálisis, Sigmund Freud. En "Un método peligroso" hay que destacar también la intervención del galo Vincent Cassel (El pacto de los lobos, Cisne negro) que da, aún, mayor solidez al reparto.

Crítica

Que Freud y Jung son personajes poco o nada cinematográficos es obvio a la vista de las contadísimas incursiones fílmicas en la vida y milagros del dúo. Tanto como que John Huston despachó su oscuro biopic acerca del primero con más sombras que luces. SuFreud, pasión de un rebeldees una película tan notable como entonces difícil de vender. Tanto como para, casi, pasar desapercibida en el contexto de la ejemplar filmografía del director de "El halcón maltés".

Ahora bien, si hay un candidato con curriculum y experiencia en el sórdido umbral de la cordura y la demencia ese esDavid Cronenberg, probablemente el tipo más indicado para abordar el debate psicoanalítico entre los dos genios sin efecto somnífero. Cronenberg logra su propósito a medias.Un método peligrosoadapta una obra teatral de Christopher Hampton y, primer inconveniente, no acierta a ir más allá del confort y la solvencia del texto original. Es decir, que lo nuevo de Cronenberg adopta sin querer cadencias teatrales comprometiendo la entidad cinematográfica del producto. Además Hampton y Cronenberg sortean no sin dificultad el marrón de hacer la controversia psicoanalítica una argumento asequible al común de los mortales.

El resultado es problemático; es cierto que vacunan su película contra farragosos tecnicismos y disertaciones discursivas demasiado complejas, pero es a costa de ofrecer una aproximación a la relación amor-odio Freud-Jung en exceso esquemática. Tanto que rara vez salimos del territorio del retrato enciclopédico, del abc del psicoanálisis para neófitos indispuestos a exigirse un sobresfuerzo mental.

Ese primoroso y entendible cuidado por no arrojar la película en el fango de una retórica impenetrable tiene efectos colaterales: los retratos son demasiado esquemáticos y, en consecuencia, la narración tan impecablemente académica como fría.Un método peligrosoes cine de factura impecable y de literatura coherente, pero ni el debate ni el romance transmiten, lamentablemente, gran cosa.

Es decir, nos movemos en un terreno resbaladizo, en el que Cronenberg se esmera por ilustrar sin aburrir, y el equilibrio es tan complejo que al final el drama queda encallado en tierra de nadie, correcto pero impersonal, eficiente pero olvidable. Keira Knightley sigue conspirando con ahínco en ensuciar el balance actoral con su tenaz catálogo de muecas (aquí aliñados con alardes de histrionismo nada convincentes).

Menos mal que están Michael Fassbender y Viggo Mortensen, espléndidos ambos, para apagar el fuego. Y el colmo del sinsentido es que la que suena para los Oscar es ella y no ellos. Cosas de los premios.

Últimas películas del director David Cronenberg
Últimas películas del género Drama