Mamma Mia! La película

Mamma Mia! La película - Cartel
Título V.O.:
Mamma Mia!. The movie
Año de producción:
2008
Distribuidora:
Universal Pictures International Spain
Género:
Comedia Romántica
Clasificación:
Todos los públicos
Estreno:
8 de agosto de 2008
Director:
Phyllida Lloyd
Guión:
Catherine Johnson
Música:
Benny Andersson, Björn Ulvaeus
Fotografía:
Haris Zambarloukos
Intérpretes:
Meryl Streep (Donna), Christine Baranski (Tanya), Pierce Brosnan (Sam Carmichael), Stellan Skarsgård (Bill), Julie Walters (Rosie), Colin Firth (Harry Bright), Amanda Seyfried (Sophie)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Sophie regenta un hotel en una isla griega junto a su madre Donna, una mujer rebelde que fue cantante en su juventud y que nunca le ha revelado el nombre de su padre. Ahora, la joven está a punto de casarse, y decidida a saber la verdad, lee el diario de su madre, pero se encuentra con tres posibles candidatos. A 24 horas del enlace, Sophie invita a los tres a la isla para que su verdadero progenitor la lleve al altar. Sin embargo, la tarea se complica al aflorar viejos amores y nuevos romances.

El 6 de abril de 1999, el Prince Edward Theatre de Londres asistía al estreno de un musical basado en las canciones del grupo ABBA. Se llamaba "Mamma Mia!" y era un homenaje a los seguidores del grupo, a través de una historia desenfadada llena de romanticismo. El fenómeno llegó a Broadway en 2001, lo que dio el pistoletazo para que la obra se adaptara a ocho idiomas en 170 ciudades diferentes. Pues bien, después de 30 millones de espectadores y casi una década de éxito "Mamma Mia!" llega al cine, y lo hace con dos garantías: el guión de Catherine Johnson (autora del libreto original) y la dirección de Phyllida Lloyd (responsable del montaje teatral). La película es una comedia romántica sobre una madre, una hija, y tres posibles padres, argumento ideal para que los números musicales de "Dancing Queen" o "Gimme, Gimme, Gimme" luzcan más divertidos que nunca.

El elenco de actores tiene muchos quilates. Meryl Streep cambia radicalmente de género después de "Leones por corderos", al igual que su hija en la ficción, la joven Amanda Seyfried (Nueve vidas). El trío masculino está formado por el ejecutivo Pierce Brosnan (Chantaje), el banquero Collin Firth (La última legión) y el aventurero Stellan Skarsgard (Piratas del Caribe). También intervienen Julie Walters, de la saga "Harry Potter" y Christine Baranski (Chicago).

Crítica

"Mamma mia" pertenece a ese pelotón de musicales en los que la música es más importante que la letra. Es decir, que la exuberancia coreográfica y la musicalidad de los estribillos pesa el doble o el triple que la propia historia. En consecuencia, por los mismos motivos, pertenece a ese pelotón de musicales de tan difícil acomodo en las fronteras del lenguaje cinematográfico. Desproporcionadamente teatral, precisamente por ello, el "Mamma mia" versión cine se impone como una película muy bailable, autodefiniéndose más como un karaoke polifónico y no interactivo que como un relato fílmico en términos convencionales. La salsa es la digresión musical, porque de eso se trata; las pegadizas canciones de ABBA están incrustadas en el relato con calzador a modo de interludios músico-festivos que rara vez matizan la propia ruta dramática que esculpe el presunto guión. Los números musicales abandonan así su papel tradicional de elementos vertebradores del relato, de puntos de inflexión dramático-románticos para ejercer de todo lo contrario: de recreos bailados en plan homenaje desmelenado a la banda sueca.

"Mamma mia" salta de canción en canción, como buscando torpemente un pretexto para enchufar el jukebox y ponerse a dar botes de alegría. Hablando en plata: el relato propiamente dicho es un elemento de relleno, las chinchetas que a duras penas sujetan el desmadre. A nadie le importa un comino el armazón sentimental de la historieta, la parafernalia multipaternal y posthippy que sustenta la artillería musical. La cinta de Phyllida Lloyd es como esas malas canciones recorridas por un texto impresentable pero que presumen de estribillo potente y pegadizo. Es acabar un numerito musical y contar el tiempo hasta que llegue el siguiente aguantando el tostón de los deslices emocionales de un puñado de personajes-florero.

Eso sí, el filme contiene un puñado de coreografías de lo más cool, en las que da gusto ver a Meryl Streep perdiendo la vergüenza con tantísimo estilo, certificar que Pierce Brosnan es un actorazo de esos que pueden con todo lo que le echen o que la jovencísima Amanda Sayfield tiene potencial estelar incalculable. "Mamma mia" es una película fiesta, donde todo Dios parece estar pasándolo en grande y donde a nadie le importa que las canciones de ABBA no peguen ni con cola de contacto con el propio hilo de argumental de la historia (la palma en ese sentido se la lleva "The Winner Takes it All", curiosamente el culmen de la divertida interpretación de Meryl Streep). El buen rollo es contagioso, las canciones son lo más de lo más y el empeño por perfilar el show como una colorista parodia hortera del musical tradicional tienen su aquel. Pero la película, como tal, no resiste análisis más allá del territorio fan de la nostalgia. El jolgorio es una cosa muy de agradecer, pero el peso en bruto de lacinta como musical fílmico es más bien escaso, por no decir, directamente, ultraligero.

Últimas películas del director Phyllida Lloyd
Últimas películas del género Comedia Romántica