Un perro inmóvil en una piscina se vuelve viral