Hace saltar un cepo con su propia mano