El Gobierno transfiere a las Comunidades las entregas a cuenta