El Samur asiste un parto en plena A1