Sordo pide a los partidos que no nieguen la desaceleración