Isa Serra quiere acabar con privilegios de los políticos