La madre indemnizada con 5,5 millones: "El dinero no evita que me pregunte al despertar cómo pasará el día mi hija"