La madre indemnizada con 5,5 millones: "El dinero no evita que me pregunte al despertar cómo pasará el día mi hija"

Paula, afectada por la negligencia.
Paula, afectada por la negligencia.
DEFENSOR DEL PUEBLO
Paula, postrada en una cama.
ATLAS / DEFENSOR DEL PUEBLO

Cada mañana Asunción se levanta con el mismo miedo: cómo pasará el día su hija Paula, con tetraplegia y grandes dificultades respiratorias. Esta inquietud la acompaña diariamente desde hace siete años, cuando fue víctima de una negligencia médica en el parto que provocó a la pequeña graves daños neurológicos. Ahora, un juzgado de Ciudad Real ha condenado al servicio de salud de Castilla-La Mancha (el Sescam) a indemnizar a la familia con 5,5 millones de euros.

Se trata de la indemnización por mala praxis médica más cuantiosa impuesta en España hasta ahora, según la Asociación del Defensor del Paciente, que permitirá a la familia afrontar los gastos de los tratamientos que Paula precisa. "Ya que no le van a devolver la salud a mi hija, podremos costear todo lo que ella necesita", apunta a 20minutos Asunción.

La sentencia encuentra probadas "lesiones por imprudencia profesional grave" del ginecólogo y de la matrona que la atendieron en el Hospital Gutiérrez Ortega de Valdepeñas (Ciudad Real), donde nació la pequeña. La indemnización asciende a 2,5 millones más los intereses y una pensión anual de 25.500 euros durante 10 años, que es la esperanza de vida de la pequeña, y correrá a cargo de la Junta y de las aseguradoras.

"Cuando nació, creí que estaba muerta"

Los hechos se remontan al 14 de octubre de 2012, cuando Asunción y su marido acudieron al hospital en Valdepeñas para el nacimiento de la pequeña. Durante el control de la evolución del parto, la matrona optó por prescindir de una de las dos cinchas utilizadas para monitorizar la frecuencia cardíaca fetal y del control de la dinámica uterina del sistema Eco-Doppler. Esta decisión, reprocha el Defensor del Paciente, impidió el control de la situación física del feto.

Tampoco atendieron a los 26 episodios de disminución de frecuencia cardíaca sufridos por el feto y registrados por el equipamiento médico, una actitud que condujo a una pérdida de bienestar fetal y a un sufrimiento irreversible.

"Cuando nació, creí que estaba muerta. Estaba morada, con los ojos cerrados y no lloraba. Sin embargo, a nosotros nos dijeron que todo estaba bien", explica Asunción, a la que no informaron hasta horas más tarde de la gravedad del estado de su hija.

Nadie les ha pedido perdón

Esta mala praxis ha cambiado por completo la vida de toda la familia, ya que Paula necesita atención 24 horas: tiene tetraplegia, graves problemas respiratorios y es completamente dependiente. "Hemos sufrido mucho y seguimos sufriendo solo con verla así", relata Asunción, en referencia a su marido y sus dos hijos, los hermanos de la pequeña.

Ahora, recibe con alegría contenida la sentencia, por los beneficios que va a suponer para su hija, pero lamenta, compungida, que nadie les ha pedido perdón.

Inhabilitación de la matrona

Tras la sentencia, ahora Asunción desearía que la matrona que la atendió a ella, y que ya ha sido denunciada en ocasiones anteriores por casos similares, según el Defensor del Paciente, fueraapartada de la Sanidad y no volviera a ejercer su profesión. "Aunque está a punto de jubilarse, lo mismo le va dar", lamenta.

En este sentido se ha pronunciado también la presidenta de dicha asociación, Carmen Flores, que ha asegurado que este jueves pedirán que se inhabilite a esta trabajadora para que no vuelva a provocar "un daño semejante".

Flores también ha invitado a las distintas administraciones a reflexionar sobre los protocolos que se están aplicando en los partos. Ha denunciado que existe una tendencia a no practicar cesáreas porque resultan más caras y obligan a las madres a permanecer más tiempo ingresadas, lo que redunda también en un mayor coste.

"Es mejor hacer una cesárea que tener un niño en malas condiciones o que la madre padezca una secuela", ha sentenciado, al tiempo que ha convidado al nuevo Gobierno a "volcarse en la Sanidad y la dependencia".

Abogado: "La familia ha estado abandonada"

El abogado de la familia, Francisco Javier Fernández-Bravo, se ha mostrado muy satisfecho con el resultado y ha alabado la valentía de los padres de la pequeña Paula, a los que ha calificado como un "referente, un ejemplo para muchos". "Son la personificación de que este tipo de expedientes se ganan, de que denunciando se puede salvar una vida", ha dicho.

No obstante, el letrado ha lamentado la situación de "abandono" a la que se ha visto sometida la familia por parte de las administraciones y de las aseguradoras, que no pusieron a disposición de la pequeña sus recursos médicos y rehabilitadores.

"Ha sido un grandísimo trabajo de equipo, nos hemos pasado muchos años apoyándonos los unos a los otros, unos años de mucha incertidumbre", asegura, al explicar el camino que les ha llevado a marcar un "hito", la mayor indemnización por negligencia en España, nunca antes alcanzado.

La Junta: "Recibió los cuidados necesarios"

Por su parte, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ha sostenido que la familia recibió los cuidados necesarios y ha reiterado que se produjo un "entendible" fallo humano reconocido por los propios autores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento