La reina de las palomitas, de reclusa a empresaria de éxito