Las enanas rojas pierden puntos para generar vida