Un videojuego gratuito sobre vagabundos alcohólicos arrasa en Alemania

  • Los jugadores adoptan un rol de vagabundo, sin trabajo ni familia.
  • Si progresan, pueden convertirse hasta en Canciller Federal.
  • Las asociaciones de vagabundos lo tachan de ser de "mal gusto".
Una imagen del juego Pennergame.
Una imagen del juego Pennergame.
Pennergame.de

Un polémico juego gratuito y  online en el que el jugador asume el papel de vagabundo alcohólico por los barrios y calles de Berlín se ha convertido en un éxito arrasador en internet en Alemania, donde no faltan las críticas ante el mal gusto de la oferta lúdica.

Pennergame.de, el juego del vagabundo, es el título de la web que oferta lo que sus creadores llaman "sátira social" y en el que el novato comienza una vida de perros en la capital alemana en la que, pese a todo y por propio esfuerzo, puede llegar a convertirse incluso en Canciller Federal y arrebatar el sillón a Angela Merkel.

Es un juego cínico y asqueroso
"Sin trabajo, sin dinero y abandonado por tu esposa. Ahora eres un solitario vagabundo y
un absoluto pipiolo en Berlín", reza el recibimiento de la web a los nuevos inscritos en el original juego de supervivencia urbana.

Para sobrevivir en el Berlín virtual el jugador deberá convertirse en un maestro del gorronear en barrios nobles como Zehlendorf, recoger botellas retornables por las calles de Kreuzberg o convertirse en músico callejero en la fina zona comercial de Wilmersdorf.

Mas de 300.000 personas se han apuntado a la experiencia de vagar virtualmente sin rumbo ni techo por las calles de la capital alemana en la primera semana de funcionamiento del juego, según declara Marius Follert, uno de sus creadores, en el rotativo Berliner Zeitung.

La demanda inicial fue tan abrumadora, que a las tres horas de comenzar a funcionar, sus responsables debieron duplicar la capacidad de sus servidores.

"Un juego de mal gusto"

Organizaciones de vagabundos y personas sin techo como la berlinesa Motz & Co. consideran el juego de muy mal gusto, toda vez que en la capital alemana viven unas 10.000 personas que no tienen hogar.

"Es un juego cínico y asqueroso", afirma en el diario Berliner Zeitung Jürgen Gehrmann, portavoz de "Motz & Co.", aunque las críticas parecen no hacer mella en la polémica oferta lúdica por internet con un creciente número de adictos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento