'Nubla'
Pantalla del videojuego 'Nubla'. SONY

No es exactamente o no de manera real al 100% una visita por el Thyssen, pero sí es un intento de acercar a los jóvenes el arte a través de uno de las reyes del ocio: el mundo de los videojuegos. Así, Sony ponía ayer a la venta de manera exclusivamente digital (9,99 euros) para PlayStation 4 Nubla, una historia que basa sus escenarios en los cuadros del Museo Thyssen-Bornemisza.

Podrán aproximarse al mundo de la pintura sin temor a entrar en un museo de la mano de un adulto empeñado en explicarles De este modo los jugadores más jóvenes podrán aproximarse al mundo de la pintura sin temor a entrar realmente en un museo de la mano de un adulto empeñado en explicarles de manera detallada obra por obra. No hay duda de lo lúdico del asunto, ya que así podrán desde su universo entrar en el Thyssen.

Para la creación del juego se ha contado con la colaboración de un equipo de desarrollo de alumnos de ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología de Madrid) y el estudio madrileño Gammera Nest y el área de Educación del Museo Thyssen-Bornemisza. La meta: que el videojuego fuera realizado por las generaciones universitarias más prometedoras y que fueran jóvenes también, ya que el público al que se dirigen es precisamente ése.

El resultado ha sido una aventura que se inicia en las salas del museo Thyssen, donde el jugador se encontrará con un personaje, único habitante de un universo imaginario que existe en el interior de los cuadros. Con él, hará un viaje lleno de puzles y lugares olvidados.

El protagonista irá construyendo su identidad, que irá descubriendo a través de los escenarios de la historia, inspirados en algunos de los cuadros de la colección permanente del Museo Thyssen, y repasando los estilos artísticos más representativos.