El pueblo de Soria flanqueado por el río Duero y con una muralla del siglo XII

A 25 minutos en coche de la ciudad de Soria y a menos de tres de Madrid, se ubica una villa fortificada con el palacio de la poderosa familia Hurtado de Mendoza y cuna de uno de los dulces más típicos de la provincia.
Vista aérea del pueblo soriano de Almazán.
Vista aérea del pueblo soriano de Almazán.
Turismo Diputación de Soria (www.sorianitelaimaginas.com)
Vista aérea del pueblo soriano de Almazán.

Castilla y León es una de las comunidades de España más extensas que alberga un gran patrimonio histórico, algo que respalda la Unesco, pues es la comunidad de España con más lugares Patrimonio de la Humanidad. De paisaje diverso, desde las montañas de las Tierras Altas a los páramos de la zona sur, Soria destaca por su arquitectura románica y apacibles pueblos con vestigios de la Edad Media.

A media hora en coche de Soria se ubica Almazán, un pueblo amurallado situado en la comarca de Tierra de Almazán. Flanqueado por el Duero, formaba parte de la división entre cristianos y musulmanes apodada como La Fortificada.

Qué ver en Almazán

Palacio de los Hurtado de Mendoza en Almazán, Soria.
Palacio de los Hurtado de Mendoza en Almazán, Soria.
Diego Delso / Wikimedia Commons

La Plaza Mayor de Almazán, al borde del Duero, concentran parte de los monumentos más emblemáticos. En ella se erige el Palacio de los Hurtado de Mendoza, una construcción señorial del siglo XV de esta poderosa familia. En este palacio se hospedó el segundo hijo de los Reyes Católicos, el príncipe Juan.

Iglesia de San Miguel en Almazán, Soria.
Iglesia de San Miguel en Almazán, Soria.
Diego Delso / Wikimedia Commons

Junto al Palacio de los Hurtado de Mendoza, está la Iglesia de San Miguel, románica y del siglo XII, pero con varias influencias como la musulmana y la mudéjar. A continuación del templo se levanta la Casa Consistorial de la villa. En la Plaza Mayor también se ubica la Puerta de la Villa, sin pasar desapercibida, pues la flanquean dos torres. Entre ellas una alta construida más tarde para albergar reloj público.

Puerta del Mercado, Almazán (Soria).
Puerta del Mercado, Almazán (Soria).
Borjaanimal / Wikimedia Commons

Almazán conserva parte de su muralla que podemos apreciar paseado junto al río Duero, o pasando la robusta Puerta del Mercado o la Puerta de los Herreros, antiguos accesos a la villa. También, desde el Puente Medieval se puede obtener unas buenas vistas de esta muralla de los siglos XII y XIII.

Paciencias de Almazán, galletas típicas de la provincia de Soria.
Paciencias de Almazán, galletas típicas de la provincia de Soria.
Tamorlan / Wikimedia Commons

Es imprescindible de la visita probar las paciencias de Almazán, presentes en las pastelerías  de la villa. Se trata de pequeñas galletas duras y redondas a base de harina y claras de huevo. Tiene su peculiar forma de comer, se debe dejar en la boca para reblandecerlas y así, disfrutar de su sabor.

Alrededores de Almazán

Plaza Mayor de Morón de Almazán, Soria.
Plaza Mayor de Morón de Almazán, Soria.
Getty Images/iStockphoto

La mejor forma de llegar a Almazán es en coche. Desde Soria son 37 km, unos 26 minutos por las carreteras SO-20 y A-15. 

13 minutos en coche de Almazán se ubica otra localidad de Morón de Almazán, una pequeña villa que alberga una preciosa plaza castellana que también, como Almazán, alberga el Palacio de los Mendoza. Actualmente, acoge el Museo del Traje.

A 35 minutos de Almazán por carretera se encuentra uno de los Pueblos Más Bonitos de España, Medinacelli, una villa que conserva su encanto medieval.

Apúntate a la newsletter y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento