Logo del sitio

Esto no es Marte, es España: cinco paisajes increíbles para "viajar" al planeta rojo

Las Médulas, en León.
Las Médulas, en León.
Sergio Gago Arbizu

LAS MÉDULAS (León)

Poco más de cien años duró la explotación de la mayor mina de oro a cielo descubierto del Imperio Romano, en la comarca de El Bierzo, al noroeste de los Montes Aquilanos y a lo largo del valle del río Sil. Abandonada en el siglo III a.C., robles y encinas fueron encontrando su espacio. También los castaños, de los que hoy pueden verse ejemplares centenarios. Sus hojas, amarillas, caen en otoño y, junto al color de la arena rojiza y las caprichosas formas del terreno, crean un paisaje espectacular que podemos contemplar desde el mirador de Orellán. En Las Médulas se pueden seguir diferentes itinerarios a pie. www.turismocastillayleon.com

Río Tinto, en Huelva.
Río Tinto, en Huelva.
Getty Images/iStockphoto

RÍO TINTO (Huelva)

Para entender mejor el lugar que vamos a ver lo mejor es visitar primero el barrio Reina Victoria, en Huelva, con viviendas construidas para albergar a los trabajadores ingleses de la Riotinto Company Limited, que, desde el último tercio del siglo XIX explotaba las cercanas minas de Nerva. Un antiguo tren rememora los viajes de ida y vuelta de hierro y cobre a lo largo de un trayecto que avanza en paralelo al río Tinto, que hace honor a su nombre. Sí, el color del agua es rojo debido a los sulfuros de metales pesados de los yacimientos que lo rodean. Hasta la NASA ha venido aquí para estudiarlo. turismoenhuelva.com

Parque Nacional de Timanfaya, en Lanzarote.
Parque Nacional de Timanfaya, en Lanzarote.
Getty Images

MONTAÑAS DEL FUEGO (Lanzarote)

Timanfaya se llama la zona de Marte donde aterrizó el robot Perseverance de la Nasa en 2021 debido a las grandes similitudes que guarda con el paisaje del Parque Nacional de la isla de Lanzarote. En su interior se alzan las Montañas del Fuego, resultado de las erupciones que tuvieron lugar en la isla durante los siglos XVIII y XIX. Aquí se puede seguir, a lo largo de 14 kilómetros, la Ruta de los Volcanes, que comienza en el islote de San Hilario y nos permite contemplar cuevas, cráteres rojos y coladas de lava en medio de un paisaje sobrecogedor. turismolanzarote.com

Playa de El Verodal, en El Hierro.
Playa de El Verodal, en El Hierro.
ANA DEL CASTILLO

EL VERODAL (El Hierro)

Rodeada de acantilados, en un entorno volcánico, la playa virgen de El Verodal, nos invita a soñar con mundos lejanos. Situada en el municipio de La Frontera, en el noroeste de la isla canaria, no se parece a ninguna otra de El Hierro, ya que la arena es de color rojo, como el monte a cuyos pies se encuentra. Aquí el viento sopla fuerte, así que, debido a las fuertes corrientes, no es recomendable para el baño. Pero nadie nos impedirá llegar hasta ella (es larga, mide más de 150 metros), mirar y disfrutar del paisaje, terriblemente salvaje. www.holaislascanarias.com

Las Cárcavas, en Guadalajara.
Las Cárcavas, en Guadalajara.
JOSE L. VEGA

LAS CÁRCAVAS DE LA SIERRA DE AYLLÓN (Guadalajara)

Según el diccionario, una cárcava es una hoya o zanja grande que suelen hacer las avenidas de agua. Pues eso es exactamente lo que podremos ver si nos desplazamos hasta la sierra de Ayllón, a solo unos pasos de Madrid, comunidad a la que pertenece Pontón de la Oliva, nuestro punto de partida, que cuenta, en el curso del río Lozoya, con la presa más antigua del Canal de Isabel II. Desde aquí resulta fácil adentrarse en este sorprendente paisaje arcilloso con laberínticas formaciones de pináculos rojizos que podemos contemplar en todo su esplendor si las rodeamos desde su parte más alta. www.turismocastillalamancha.es

Apúntate a nuestra Newsletter de Viajes y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo

Mostrar comentarios

Códigos Descuento