Logo del sitio

El castillo español de cuento de hadas donde se ha rodado una serie de vampiros

Palacio Real de Olite, en Navarra.
Palacio Real de Olite, en Navarra.
Getty Images/iStockphoto

La villa medieval de Olite, en Navarra, alberga uno de los castillos mejor conservados de España, lo que ha sido aprovechado por los responsables de la serie norteamericana Vampire Academy para convertirlo en uno de sus principales escenarios de rodaje. La serie se estrenará en diciembre y será emitida en streaming por la plataforma de contenidos audiovisuales Peacock Original. Ya se ha estrenado el primer tráiler oficial de la serie, que consta de diez capítulos y ha sido rodada, además de en el Palacio Real de Olite, en otros escenarios navarros como el monasterio de Irache, las bodegas Otazu y la iglesia de San Pedro de Viana.

La villa medieval de Olite alberga uno de los castillos más elegantes y mejor conservados de Europa 

Vampire Academy es una serie de televisión estadounidense de terror y fantasía basada en la serie de novelas del mismo nombre de Richelle Mead. Adaptada para Peacock por Julie Plec y Marguerite MacIntyre, la serie es producida por Universal Television. La serie cuenta la historia de Rose Hathaway (medio humana, medio vampiro), que tiene la misión de proteger a su mejor amiga, la princesa Lissa Dragomir, una vampiresa con poderes especiales, de unos vampiros que nunca mueren, denominados los Strigoi.

Iglesia de Santa María la Real, joya de Olite.
Iglesia de Santa María la Real, joya de Olite.
Getty Images/iStockphoto

Estancia real

El castillo de Olite es en realidad un Palacio Real, concebido más como estancia que como fortaleza defensiva. Erigido entre los siglos XIII y XIV, fue una de las sedes de la Corte del Reino de Navarra a partir del reinado de Carlos III El Noble. La localidad está considerada como la capital navarra del vino, bebida que lleva muy pegada a su historia. Como anécdota, las crónicas cuentan que en la Navidad de 1403 durante una fiesta en el Palacio Real se consumieron 800 litros de vino entre 300 invitados.

En la Navidad de 1403 durante una fiesta en el Palacio Real se consumieron 800 litros de vino entre 300 invitados

Otra de las singularidades que alberga el Palacio Real de Olite es el Jardín de Altura creado por Leonor, esposa de Carlos III. Destaca también la anexa iglesia de Santa María, con una portada espectacular ejemplo de gótico navarro y conectada con el palacio. En la portada hay por supuesto numerosas alusiones al vino, con representaciones de parras y racimos. En 1925 la combinación de iglesia y palacio fueron declarados Monumento Nacional. El castillo o Palacio Real está inspirado en el gótico francés, por su cercanía con el país vecino, y en él perviven restos de yeserías y estucados de inspiración mudéjar. En el siglo XV el Palacio Real de Olite nada tenía que envidiar a las cortes europeas más lujosas de Europa, con sus suelos y paredes cubiertos de tapices espectaculares.

Finca Pagos de Araiz, cerca de Olite.
Finca Pagos de Araiz, muy cerca de Olite.
Bodegas Masaveu

Visita a bodega

La escapada a Olite se puede completar con una visita a una de sus bodegas más emblemáticas, Pagos de Araiz, de Masaveu Bodegas. Está muy cerca del pueblo y se puede hacer un recorrido por la bodega, contemplar su colección de arte y catar sus vinos más icónicos acompañados de un aperitivo. También se puede reservar una cata personalizada, sin horarios preestablecidos.

Pagos de Araiz es una bodega estilo château, donde se marida el arte con el vino. Así, los visitantes pueden disfrutar de una experiencia enoturística única que combina el recorrido por la bodega y sus viñedos (hay paseos en bicicleta para los más activos) con la contemplación de las obras de arte que adornan las paredes de la casa principal, que abarcan desde joyas del arte más antiguo hasta cuadros abstractos y surrealistas y un gran cuadro de Barceló que preside el comedor principal. En la visita a la bodega destaca la llamada Galería de los Santos y Apóstoles, con estatuas medievales de los mismos.

Galería de los Santos y Apóstoles de la bodega Pagos de Araiz.
Galería de los Santos y Apóstoles de la bodega Pagos de Araiz.
Luis Uribarri

Impulso al enoturismo

La bodega propiedad de Corporación Masaveu elabora ocho referencias de vinos englobadas en dos gamas, Blaneo y Pagos de Araiz. Recientemente los responsables de esta bodega han dado un fuerte impulso al área del enoturismo para ofrecer a los visitantes un servicio más flexible y personalizado a visitas de grupos, particulares o empresas interesadas en organizar eventos. “Visitar la bodega Pagos de Araiz es apreciar y sentir la filosofía que caracteriza a este grupo vitivinícola, acercando al visitante a la cultura del vino a través de una experiencia que combina naturaleza y arte”, explica Chelo Miñana, directora de Enoturismo de Bodegas Masaveu. Se puede realizar un recorrido por la bodega y su colección de arte, catar sus vinos de la gama premium acompañados de un aperitivo por 20 euros por persona en una visita de una hora y media de duración aproximada.

La familia Masaveu adquirió la finca Pagos de Araiz en el año 2000 y ha construido una bodega vanguardista estilo château de 14.000 metros cuadrados en una finca de 300 hectáreas de las que 240 están destinadas al cultivo de la vid. Para este año esperan recoger un millón de kilos de uva de siete variedades diferentes. masaveubodegas.com

Apúntate a nuestra Newsletter de Viajes y recibe en tu correo las mejores propuestas para viajar por el mundo

Mostrar comentarios

Códigos Descuento