Qué es el voguing, el baile de Álvaro en 'OT 2023': tiene su origen en las comunidades queer negras del Harlem

Madonna, 'Vogue'
Madonna, 'Vogue'
Getty Images
Madonna, 'Vogue'

Subida al escenario, posando como una modelo con movimientos angulares, lineales y rígidos de brazos y piernas, la reina del pop dio a conocer el 'vogue' o 'voguing', un estilo de baile que se basa en imitar las posturas y expresiones faciales de las modelos que salían en la revista Vogue. Después de Madonna fueron muchos quienes llevaron a los escenarios y a la televisión este baile que supuso, para toda una comunidad queer, una forma de autoexpresión e identidad.

En los últimos tiempos, gracias a programas como RuPaul's Drag Race y Pose, este estilo de baile se ha vuelto a poner de moda. Tanto que incluso Álvaro, uno de los favoritos de esta nueva edición de Operación Triunfo, ha conquistado al jurado con su show 'voguing', durante la gala 7.

Comunidades queer negras y latinas del Harlem

Los ballrooms o salas de baile de Harlem, el barrio afroamericano de Nueva York, eran espacios underground en los que las comunidades queer negras y latinas construían lugares de resistencia para ser ellos mismos sin miedo a las represalias. 

Este movimiento intelectual, cultural y artístico arrasó en el barrio, trayendo consigo una oleada de literatura, arte y música centrada en la vida de los negros. Fue en este contexto, entre las décadas de los 60 y los 80, cuando las competiciones drag pasaron de ser 'concursos de belleza' a batallas de voguing en los que los concursantes competían en categorías desde 'Realeza ejecutiva' a ' Town & Country'.

Club nocturno Copacabana, Nueva York, 25 de mayo de 1989.
Club nocturno Copacabana, Nueva York, 25 de mayo de 1989.
Rita Barros/Getty Images

Como parte de esta cultura, los voguers negros y latinos competían por trofeos y por la reputación de sus 'Casas', grupos que eran en parte afiliación competitiva y en parte familia sustituta, a las que, en ocasiones, bautizaban con el nombre de famosas casas de moda de París y Milán.

Con el tiempo, el voguing se convirtió en una forma de autoexpresión para contar historias que hablaban de represión, del drama de la crisis del SIDA y de sus sueños: "Para nosotros, los bailes son lo más cerca que estaremos a la realidad de la fama, la fortuna, el estrellato y los focos" cuenta uno de los bailarines en el documental Paris is Burning

El nuevo 'voguing': al cielo de la mano de Madonna

El personaje que los voguers adoptaban era frecuentemente "una parodia de la feminidad blanca que, a su vez, glorificaba y subvertía los ideales de belleza, sexualidad y clase", explican en la revista Vogue, que da nombre a esta subcultura. 

Con el tiempo, las líneas sólidas y los ángulos cerrados evolucionaron en una forma más rápida y fluída de moverse, y surgieron nuevos pasos como el 'caminar de pato' -que consiste en sentarse sobre los talones y patear conforme avanzas hacia adelante con el ritmo.

Muy pronto, el éxito del voguing atrajo a las estrellas, y figuras como Madonna no quisieron dejar pasar la oportunidad de estar en ese lugar. Ella vio estos movimientos por primera vez en 1990, en un club llamado Sound Factory en Manhattan. En 1990, el sencillo de Madonna se convirtió en el número uno en 30 países alrededor del mundo y el voguing fue lanzado al reconocimiento internacional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento