Tensión entre Silvia Intxaurrondo y la embajadora de Israel: "Rechazo la palabra asesinato, el ejército israelí no asesina"

Silvia Intxaurrondo y Rodica Radian-Gordon, embajadora israelí en España.
Silvia Intxaurrondo y Rodica Radian-Gordon, embajadora israelí en España.
LA 1
Silvia Intxaurrondo y Rodica Radian-Gordon, embajadora israelí en España.

Este fin de semana Irán lanzaba un ataque contra Israel, con centenares de drones y misiles, como respuesta, según Irán, a los ataques previos de Israel. En ese contexto la periodista de RTVE Silvia Intxaurrondo entrevistaba a Rodica Radian-Gordon, la embajadora de Israel en España. 

Sin embargo, en un momento dado se produjo un momento de tensión entre ambas, cuando Intxaurrondo abordó el tema de la guerra en la Franja de Gaza, calificando de "asesinatos" las muertes de niños, civiles y cooperantes en ese territorio palestino. "Hablemos de Gaza, ¿se puede justificar el asesinato de 14.000 niños y niñas inocentes en seis meses?", preguntaba Silvia Intxaurrondo.

"Rechazo con toda la fuerza la palabra asesinato, no es asesinato", decía tensa la embajadora, que sin perder la calma, no obstante, daba la versión de su país sobre esas muertes.  "Israel es uno de los pocos países que ha hecho esfuerzos para que no haya muchos daños a una sociedad civil inocente y que no está involucrada", decía, culpando a Hamás de esas muertes, asegurando que "hacen todo para que esta población esté involucrada y para que haya el máximo de bajas civiles". 

La embajadora cuestionaba las cifras de muertos en Gaza, al no estar verificadas, pero aseguraba que "cada niño que muere, cada persona inocente que muere es un daño y lo lamentamos mucho, pero no podemos vivir junto con una entidad terrorista que ha causado un trauma y un 'pogrom' [causar estragos, demoler violentamente] sin precedentes en la población israelí". "Esta guerra no nació de la nada, tuvo un principio, algo insoportable para cualquier país, no solo Israel", recordaba. 

La periodista española insistía entonces en otras muertes de inocentes bajo el fuego israelí. "Datos que he recopilado: el ejército de ocupación israelí ha asesinado a 196 cooperantes humanitarios, 175 de ellos pertenecientes a Naciones Unidas, ha asesinado en Gaza a 105 periodistas. Los periodistas internacionales no podemos entrar en la Franja, parece que no nos quieren como testigos, ¿cómo explica este número de víctimas tan elevado?",preguntaba Intxaurrondo. 

De nuevo Radian-Gordon rechazaba el uso de la palabra asesinato. "El ejército israelí no asesina", replicaba. "Tenemos un problema en la Franja con UNRWA, que es un problema que otros países reconocen. Tratamos de introducir otras ONG's, hay diálogos entre el ejército y otras ONG's", aseguraba la diplomática. 

Sobre el ataque del ejército a los cooperantes de World Central Kitchen, la organización del chef español José Andrés, aseguró que lo que pasó "fue una tragedia y algo que nació de un error". "Hay muchas tragedias en la franja de Gaza, también han pasado cuando han muerto nuestros ciudadanos por error del ejército e incluso soldados. Estos errores ocurren y no ha sido algo intencionado", se justificaba. 

Entonces Silvia Intxaurrondo sacaba el tema de la investigación que se está llevando a cabo en la Corte Internacional de Justicia a tenor de las actividades del ejército de Israel en Gaza. "Asesinatos indiscriminados y masivos contra una población civil desarmada sí se han constatado, lo que está bajo investigación y todo apunta a que así va a ser confirmado es que es un genocidio o una limpieza étnica, eso es lo que está en los tribunales en este momento...", decía la periodista. 

"No estamos hablando de un genocidio. Utilizar esta palabra es muy peligroso, porque forma una opinión pública totalmente errónea. Estoy seguro de que todo el mundo verá que lo que pasa en Gaza está muy lejos de ser un genocidio o una limpieza étnica o cualquier palabra horrible que usted ahora está utilizando", terminaba diciendo la embajadora. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento