Rafael Santandreu: "Si quieres sobrevivir en este mundo actual tienes que saber la leche de inteligencia emocional"

  • El escritor y psicólogo publica nuevo libro, 'Sin miedo', en el que presenta su método para superar la ansiedad, las obsesiones, la hipocondría y los temores irracionales. 
  • "Una paciente me dijo: 'Rafael, esto es aprender a sufrir para dejar de sufrir'. Creo que esta frase resume muy bien el libro".
  • "Hemos creado y estamos creando un mundo muy complejo. Además tenemos una autoexigencia personal demencial".
El escritor y psicólogo Rafael Santandreu caracterizado como conquistador. Para el autor este es el momento de "conquistar nuestra mente".
El escritor y psicólogo Rafael Santandreu caracterizado como conquistador. Para el autor este es el momento de "conquistar nuestra mente".
Xavier Torres-Bacchetta
¿Es posible dejar de tenerle miedo al miedo? El psicólogo Rafael Santandreu afirma que sí y nos explica cómo conseguirlo en su nuevo libro: Sin miedo (Grijalbo, 2021)

¿Es posible dejar de tenerle miedo al miedo? El psicólogo Rafael Santandreu afirma que sí y nos explica cómo conseguirlo en su nuevo libro: Sin miedo (Grijalbo, 2021). Tras el éxito de títulos como El arte de no amargarse la vida o Las gafas de la felicidad, este manual ha sido concebido por el psicoterapeuta catalán para ayudar a superar los problemas psíquicos de aquellas personas que sufren ansiedad, ataques de pánico y trastornos obsesivos compulsivos (TOC) pero también los de cualquiera que conviva con temores irracionales. ¿Y cómo conseguirlo? Pues a través de cuatro pasos - afrontar, aceptar, flotar y dejar pasar el tiempo- que implican como él mismo dice “acudir una y otra vez a la fuente del malestar para, en poco tiempo, desactivar completamente la emoción”. De todo ello y mucho más hablamos en esta entrevista exclusiva para 20Minutos.

El libro trata de lo que usted llama genéricamente ataques de desequilibrio emocional. ¿Qué trastornos se engloban en bajo esa nomenclatura y qué rasgos comunes comparten?

En este libro trato básicamente tres trastornos: los ataques de pánico, el TOC o trastorno obsesivo compulsivo y la hipocondría. Son diferentes pero tienen en común una cosa todos ellos son producto del miedo al miedo. Son ‘miedos amigos’, producto de haberle cogido miedo al miedo y por eso la solución es exactamente la misma para todos ellos. La solución es, como veremos, dejarle de tener miedo al miedo porque si caes en eso puedes tener muchos problemas.

"Para algunas personas el nivel de sufrimiento es muy grande. Cuando nuestras emociones negativas se desbordan es una pesadilla"

¿De qué manera pueden limitar estos trastornos la vida de las personas?

Tanto los ataques de pánico como la hipocondría fuerte y el TOC te pueden arruinar perfectamente la vida hasta extremos que la gente no conoce porque no se suele hablar tanto de esto. A la gente le da vergüenza explicarlo y admitirlo pero te pueden destrozar la vida totalmente. Imagínate experimentar el miedo agudo todos los días de tu vida. Es algo que te persigue y que a veces no te deja ni tan siquiera dormir. Es una pesadilla. Aparte, los ataques de ansiedad pueden producir otros síntomas: pseudo problemas del corazón, pseudo problemas de estómago, mareos muy agudos... No es nada extraño que a estas personas cuando el problema ha crecido bastante se les pase por la cabeza el suicidio o que piensen que así no merece la pena vivir. El nivel de sufrimiento es muy grande porque cuando nuestras emociones negativas se desbordan es una pesadilla increíble.

"Tomar tranquilizantes cuando tienes miedo al miedo es como echar gasolina al fuego"

No es partidario de resolver estos problemas con medicación. En la actualidad en España se consumen 40 millones de paquetes de antidepresivos al año y 45 millones de ansiolíticos. ¿Son meros parches que tapan temporalmente el problema?

Sobre todo hay que diferenciar entre dos tipos de fármacos que se dan actualmente para este tipo de trastornos emocionales que son los ansiolíticos o tranquilizantes y los antidepresivos. El problema fundamental está con los ansiolíticos. ¿Por qué? Porque en realidad empeoran el asunto. Cuando yo tengo un miedo irracional y tomo el ansiolítico es verdad que me voy a tranquilizar en el momento pero al mismo tiempo le estoy diciendo a mi mente que hay algo que temer y por eso me he tenido que proteger tomándome esa pastilla. El miedo, desde un punto de vista lógico aumenta, por eso nosotros decimos que tomar tranquilizantes cuando tienes miedo al miedo es como echar gasolina al fuego. Es mucho peor y, de hecho, la gente empeora tomando estos fármacos. Además tiene el peligro de volverse adictos. Hay muchísimos miles de personas que son adictas a estos fármacos a lo que hay que sumar un peligro de muerte. Esto, por supuesto, es una minoría pero si se tiende a tomar más medicación de la recetada es posible tener una insuficiencia respiratoria, porque estos medicamentos deprimen el sistema nervioso. Pero sí es cierto que hay muchas personas adictas y el problema fundamental es que empeoran estos trastornos, que es donde se recetan más estos medicamentos.

"El miedo interno se vuelve autorreverberante. Cuanto más miedo le tengas a eso más aumentan las sensaciones"

Otra cosas son los antidepresivos. Pueden ser una ayuda puntual si estás muy mal pero no es la solución radical 100% definitiva a este problema. La solución definitiva a este problema es mental, es dejar de tener miedo al miedo, a esa experiencia que estás teniendo. Una vez le dejas de tener miedo, como cientos de miles de personas ya han hecho, eso desaparece.

Diferencia entre dos tipos de miedo: los miedos a cosas externas y los miedos a cosas internas, que son los realmente peligrosos para el ser humano. ¿De qué manera nos controlan y perjudican estos miedos?

Si tú le tienes miedo a algo externo con alejarte de eso ya está pero otra cosa es si le coges miedo a algo interno. Por ejemplo, cogerle miedo a que el corazón te vaya muy deprisa, porque alguna vez lo has experimentado y de repente estás muy atento a ello. Esto es fatal por dos razones. La primera porque no puedes huir de ti mismo, del corazón, del latido... te acompañan a todas partes. Segundo y más importante todavía, porque ese miedo se vuelve autorreverberante. ¿Qué quiere decir eso? Que cuanto más miedo le tenga a eso más aumentan las sensaciones. Por ejemplo, si yo tengo miedo a que el corazón me vaya demasiado deprisa mi miedo hace que se acelere y se produce una espiral. Puede ser que en décimas de segundo aumente a niveles demenciales porque te lo estás provocando tú. Por lo tanto, tenerle miedo a algo interno es un gran problema.

"Una vez se ha instalado el miedo al miedo en tu cabeza vas a tener que hacer un trabajo de desensibilización"

La gente puede cogerle miedo a una función física interior como tener mareos, a que el corazón vaya demasiado deprisa, a un dolor en el pecho que se asemeja a un ataque al corazón... También le puedes tener miedo a tus propios pensamientos, que es lo que le sucede a la gente con TOC. De repente le cogen miedo a un determinado pensamiento porque les parece inadecuado o amenazante pero si le coges miedo a eso te va a perseguir. Una vez se ha instalado el miedo al miedo en tu cabeza, que es una trampa en la que todos podemos caer, vas a tener que hacer un trabajo muy especial de desensibilización que es lo que explico en este libro. Pero la buena noticia es que te puedes curar al 100% y no solo eso, después de este aprendizaje no le vas a volver a tener miedo a nada.

Según explica en el libro la solución esta en dejar de tener miedo al miedo a través de una técnica que llama de desensibilización. ¿Qué necesita una persona para llevarla a cabo?

Necesita una guía, necesita ver que hay muchas pruebas que certifican que esto funciona porque es muy difícil, y necesita bastante coraje y determinación.

En el libro propone un método basado en cuatro pasos. ¿Podría resumirnos brevemente cada uno de ellos?

Los cuatro pasos para superar los miedos agudos son afrontar, aceptar, flotar y dejar pasar el tiempo. El primero es afrontar porque el miedo agudo solo hay una manera sobre la tierra de superarlo que es irlo a buscar, dejar de evitarlo, porque la evitación ese como gasolina para el problema. Entonces para desensibilizarse hay que entrar en contacto con él. Para explicarlo siempre hablo de la ‘metáfora de la cloaca’. Si vamos a trabajar en las cloacas los primeros días la peste es insoportable pero aproximadamente al cabo de un mes dejas de olerlo. También le pasa al pescadero que vende pescado, al forense que abre cadáveres... ¿Esto por qué sucede? Porque la mente desensibiliza la parte neuronal que tiene que ver con algo muy desagradable si me expongo todos los días a ello. Es algo matemático. Por lo tanto, ese es el primer paso. Tienes que programarte una campaña de exposición a eso que tanto temes todos los días porque de esta manera el cerebro aprende más rápido. Si tienes miedo a ir a grandes almacenes porque te puedes agobiar y te puede dar un ataque de ansiedad debes ir todos los días, si hay un pensamiento o un recuerdo que te produce mucho temor te lo tienes que provocar varias veces al día… Parece una tortura pero en realidad no lo es. Es la solución y el inicio de tu libertad.

"Si te expones a eso que tanto temes todos los días el cerebro aprende a desensibilizarse"

El segundo paso es aceptar, que es el más difícil. Tienes que aceptar, abrirte, a la experiencia de todo ese malestar, porque si lo rechazas te va a perseguir. Flotar hace referencia a intentar relajarte lo máximo posible. Alguien que tenga ataques de pánico pensará que es imposible relajarse con uno, pero se puede y lo tienen que intentar. Para ello te puedes poner música bonita o salir a pasear mientras aceptas lo que te está sucediendo en ese momento. Y el último paso es que has de ser consciente de que no te vas a curar inmediatamente, posiblemente vas a necesitar meses de trabajo.

Se incluyen varios testimonios de personas que se han curado a sí mismas, con ayuda de un profesional o no, de trastornos del miedo. ¿Cuánto pueden ayudar todos estos testimonios a quienes los sufren?

Para mí era fundamental incluir muchos testimonios de personas que han superado estos trastornos completamente siguiendo exactamente este método. Están en el libro y están también en mi canal de YouTube para que se les pueda poner cara a todos. Son personas normales y corrientes, de Sevilla, de Madrid, amas de casa, enfermeros, de todo tipo… Personas que tenían TOC o trastornos de ansiedad y ahora tienen cero problemas. En el libro salen unos 20 o 25 y en el canal ya vamos por 30 y queremos subir más. ¿Por qué era tan importante para mí poner tantos testimonios? Porque el método infalible para superar este tema es difícil, requiere mucho esfuerzo, mucho coraje, mucha determinación, mucha paciencia... No hay otra manera de hacerlo, es la única y es la solución completa 100% por lo que necesitas tener la seguridad o alguna seguridad de que esto realmente funciona porque si no, ¿cómo lo vas a hacer si vas a sufrir? De hecho, una de mis pacientes definía este trabajo así: “Rafael, esto es aprender a sufrir para dejar de sufrir”. Y creo que esta frase lo resume muy bien. Es muy difícil y necesitas tener ese acompañamiento. Pero repito, cientos de miles de personas en todo el mundo lo han hecho antes.

"Los miedos internos son los más peligrosos porque te acompañan a todas partes"

Tras la pandemia se habla de que estamos viviendo una segunda epidemia, la de las enfermedades emocionales que en nuestro país afecta ya al 39% de la población. La sociedad parece estar cada vez más concienciada en la importancia de su tratamiento, sin embargo, las cifras de personas afectadas no dejan de crecer. ¿A qué se debe? ¿Llevamos una vida peor en comparación a nuestros padres y abuelos?

Hemos creado y estamos creando un mundo muy complejo. Cada vez más estresante y loco, esto es una realidad. Y además tenemos una autoexigencia personal demencial. Lo que pasa es que no nos damos cuenta que esto es así porque en parte te vas acostumbrando a este nivel de locura. Uno de los mejores ejercicios para verlo es comparar cómo vivían nuestros abuelos o bisabuelos. En aquellos tiempos la mayor parte de las personas se dedicaban a cosas agrícolas, vivían en zonas rurales, vivían y morían en la casa donde habían nacido que además solía ser las de sus padres, no salían nunca de su provincia, no tenían radio, ni televisión, ni relojes… ¡Imagínate que paz ha reinado durante toda la historia de la humanidad! Y ahora esto ha cambiado de una manera bestial y ¡cómo queremos tener la misma salud mental que las personas de antaño! Por eso hace falta tener un montón de herramientas que antes no eran necesarias porque la vida era más lógica y tranquila. Llega un punto en que si quieres sobrevivir en este mundo actual tienes que saber la leche de inteligencia emocional.

"Nadie que está libre de caer en la trampa del miedo al miedo"

¿Qué le diría a aquellos que creen que este tipo de problemas no van con ellos? ¿Es más fácil de lo que pensamos empezar a tener miedos?

Esto es un gran error porque yo mismo he tratado a centenares de personas a lo largo de mi carrera, y fíjate que con estos trastornos, ataques de ansiedad por ejemplo, he conocido gente con una capacidad personal brutal pero que cayeron en esta trampa. Por ejemplo, políticos de alto nivel, ejecutivos, bomberos, policías... Recuerdo un bombero que me decía: ‘Rafael no entiendo nada. Cuando hay un incidente me meto en un piso en llamas y no tengo ningún problema ahora cuando estoy en casa y me da un ataque de ansiedad me muero de miedo’. Te aseguro que puede caer todo el mundo porque es una trampa lógica, solo hace falta que algo interior te asuste, que le cojas miedo a algo interior y no te darás cuenta y eso habrá subido de una manera exponencial y habrás caído en algo de lo que tendrás que aprender a salir. Por lo tanto, frente a la trampa del miedo al miedo no hay nadie que esté libre de caer en ella.

Portada de 'Sin miedo' de Rafael Santandreu
Portada de 'Sin miedo' de Rafael Santandreu
CORTESÍA GRIJALBO
Mostrar comentarios

Códigos Descuento