Las victorias seguidas del Real Madrid en su camino de recuperación y los empates también consecutivos del FC Barcelona han logrado resucitar un campeonato que parecía decidido a finales de diciembre. Antes de que llegasen las navidades casi todos vaticinábamos que el Barça se llevaría LaLiga. porque ni el Sevilla FC ni el Atlético de Madrid generaban la suficiente confianza como para pensar que en el futuro le arrebatarían el título a los de Valverde.

No, no se me pasó por alto el Real Madrid, pero es que por aquellas fechas los aficionados blancos y la plantilla sólo pensaban en la Copa del Mundo de Clubes, ya que estaban muy lejos de la cabeza en LaLiga y lo que era peor, no daban síntomas de recuperación pese a ganar por tercer año el mundial de equipos.

Pero a día de hoy resulta que el Real Madrid, después de ganar en el Metropolitano y de no ganar el Barça en San Mamés, les ha dejado a ellos dos solos, una vez más, peleándose por el título y dándonos además a los aficionados y periodistas la alegría de que el campeonato no se ha terminado aún, y aunque de momento la ventaja es azulgrana, el sábado 2 de marzo LaLiga podría quedarse en tan sólo un partido de diferencia entre azulgranas y blancos.

Además de la 'pelea' entre los dos grandes, hasta el final de LaLiga estaremos pendientes de quienes serán los que resuelvan los partidos. En estos momentos por parte madridista están Vinicius, Benzema y la incognita de Gareth Bale. En el Barça la incógnita esta en saber si no se volverán a lesionarse ni Messi ni Dembele porque son lo únicos que pueden inclinar los partidos a favor de los azulgranas ya que este equipo de Ernesto Valverde cada día depende más del argentino y del francés además del extraordinario Marc Ter Stegen.

Además de los nombres de las estrellas futbolísticas de uno y de otro equipo, no se olviden del VAR. Ya hemos hablado muchísimo del apartamento de Las Rozas donde se ¿solucionan? los errores arbitrales. A partir de ahora 'La Moviola' entrará más en acción que en los tiempos de Pedro Ruiz y de Ortíz de Mendibil. Por entonces la maquinita infernal tenía a ojos de los aficionados el color del blanco y el negro televisivo pero a partir de ahora y ya lo verán ustedes, les aseguro que cada semana el VAR/MOVIOLA será blanco o azulgrana dependiendo de quien gane o pierda