"No vamos bien, vamos mejor", dicen

JUAN FERRARI. PERIODISTA
Juan Ferrari
Juan Ferrari
20 minutos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, utilizó un marco favorable para anunciar que no solo vamos bien, sino que vamos mejor. Ante un nutrido elenco de lo más granado de la clase empresarial, durante la clausura de la Asamblea General Anual de la CEOE el pasado 20 de abril, Rajoy anunció que la economía española crecerá este año un 2,7%, elevando en dos décimas –desde el 2,5% anterior– la previsión para 2017. Que la economía española va a más no solo lo dice el Gobierno. De hecho, el presidente alegó que "los datos conocidos recientemente, más el conjunto de previsiones nacionales e internacionales, aconsejan al Gobierno elevar del 2,5 al 2,7% la previsión de crecimiento, como ya ha hecho el Fondo Monetario Internacional, que considera que España crecerá en 2017 un 2,3% y el BBVA elevó su previsión al 3%, mientras que el Banco de España prevé un crecimiento del 2,8%".

No son una tontería dos décimas. El pasado año, todos los españoles fuimos capaces de generar 1.113.851 millones de euros. Si crecemos un 2,5%, aumentaríamos en 27.837 millones a repartir, a partes desiguales, entre todos. Si, por el contrario, subimos un 2,7%, serán 30.072 millones –2.235 millones de euros más–.

Rajoy disparaba con información privilegiada. Una semana más tarde, la Contabilidad Nacional arrojaba que en el primer trimestre del año el PIB aumentó un 0,8%, una décima más que los dos trimestres anteriores. De mantenerse el ritmo, a final de año se podría crecer un 3,2%, repitiendo datos de 2016 y 2015 y España seguiría en cabeza de la UE.

Ahora pasemos a los 'peros'. A mi entender, crecer es bueno, pero sirve de poco si no supone crear empleo.

Y aquí los síntomas son contradictorios. La EPA (que es una encuesta realizada por el INE) arroja que en los tres primeros meses del año se han perdido 12.000 empleos. Cierto que ha dejado fuera la Semana Santa. En cambio, los datos del desempleo registrado (personas apuntadas en las oficinas de empleo) del mes de abril marcan un descenso de casi 130.000 parados menos, récord histórico.

Pero yo quiero señalar dos datos que me resultan especialmente preocupantes. En los cuatro primeros meses del año, las compras de turismos por particulares apenas han crecido un 1% e, incluso, en el caso de las motocicletas, han descendido un 13% respecto al mismo periodo de 2016.

Son bienes duraderos, muy caros, que se utilizan como indicadores de la fortaleza del consumo. Si la cosa va bien se compran, y si va mal, no. Lejos de mi intención ser agorero, pero conviene  contarlo todo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento