Lenguaje bélico para pedir diálogo

ISABEL SERRANO. COORDINADORA EN BARCELONA DE 20MINUTOS
Isabel Serrano. Periodista.
Isabel Serrano. Periodista.
20minutos.es

La carta del presidente Puigdemont finaliza con la advertencia de que el Parlament podrá "votar la declaración de formal de independencia que no votó" el 10-O. Inmediatamente la Cámara catalana —que está en parálisis— se ha puesto en marcha para convocar un pleno para la próxima semana y votar "lo que no votó".

En su conjunto, la carta es una justificación en toda regla para 'proceder' a declarar la independencia de Cataluña utilizando además de forma muy sibilina un lenguaje bélico que los políticos soberanistas se encargan de desgranar. Así el portavoz del Govern, Jordi Turull, advertía de que "la rendición" no forma parte de su "escenario" y Carles Campuzano (PDeCAT) habla de 'conflicto', 'tregua' y de que el Estado quiere que la sociedad catalana se "humille y se rinda". No es el lenguaje más apropiado para la paz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento