Buscar una fórmula para investir president a Carles Puigdemont, pero en la distancia, es ya un verdadero quebradero de cabeza para los independentistas. Hasta los letrados del Parlament analizarán el reglamento para asegurar que esa elección es posible y no reincidir en las ilegalidades. Su ratificación en el cargo depende del rey Felipe VI.

Tema relacionado: