Joan Ferran  Historiador y articulista

Contra la soledad

Dar un paseo con el perro, un ejercicio perfecto en la tercera edad.
Dar un paseo con el perro, un ejercicio perfecto en la tercera edad.
gtres

La señora Rosa vive con Perla en un viejo piso del Eixample barcelonés. Perla es una perrita sin pedigrí, de pelo ralo y ojos tristes. Rosa una mujer viuda, de 83 años, con una pensión para ir tirando sin demasiados apuros y un montón de recuerdos. 

Desde hace tiempo, tras formalizar los trámites de adopción de Perla, ambas conviven bajo el mismo techo y se comunican, incluso, con la mirada. Con la llegada del animalito a la casa de Rosa el sentimiento de soledad de la anciana se ha difuminado. 

Ahora tiene compañía, unas obligaciones diarias que la hacen feliz, y posee un tema más de conversación con sus amistades. Basándose en su experiencia personal, Rosa aprovecha cualquier ocasión para recomendar la adopción de mascotas. Lo hace en función de las características personales y del espacio vital del que disponen sus interlocutores.

"De poco sirve vivir rodeado de fotografías, trastos y cachivaches si falta el calor reconfortante de los humanos"

Les cuento esta historia porque desde algunos ayuntamientos como el de Barcelona, se apoya la campaña ‘Tenim companyia’. En ella se pone en valor el rol de los animales de compañía para ayudar a las personas que se sienten solas. 

La iniciativa viene enmarcada en una Estrategia Municipal Contra la Soledad de largo recorrido. De poco sirve vivir rodeado de fotografías, trastos y cachivaches si falta el calor reconfortante de los humanos. 

Gustave Flaubert sostenía que los recuerdos no apaciguan nuestra sensación de soledad sino que la hacen más profunda. Quizás por ello convivir con mascotas como Perla es para muchas personas gratificante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento