Juan Luis Saldaña  Periodista y escritor
OPINIÓN

Maribel Verdú y la zona de confort

Maribel Verdú habló sobre la zona de Confort en "Versión Española".
Maribel Verdú habló sobre la zona de confort en "Versión Española".
TVE

La zona de confort de los que hablan tanto de la zona de confort es hablar de la zona de confort. Este tipo de pesados proliferan como las amapolas en los arcenes y nos repiten obviedades que han leído por ahí o que han escuchado a otros. El efecto es gaseoso; subidón en los primeros momentos y, pasadas unas horas, la euforia se “esbafa” (RAE y Fundéu queremos esta palabra legalizada. ¡Sí, se puede!)

Parece que el origen remoto del concepto se encuentra en un libro científico de 1907 firmado por los profesores americanos Yerkes y Dodson titulado El ratón bailarín. Un estudio de la conducta animal, donde se habla de diferentes zonas en las que el ratón se siente más seguro y otras en las que se encuentra sometido a estados de ansiedad. La expresión literal aparece en un libro de 1991 de la autora Judith Bardwick’s sobre productividad empresarial. Aunque se utiliza, no se define con detalle el concepto. Poco a poco, la idea pasa de la empresa a la psicología y comienza, lenta pero eficaz, la infección.

Hace unos días, la actriz española Maribel Verdú dijo en el programa Versión Española que estaba harta de escuchar esta expresión y que ella se encontraba muy bien en su zona de confort, que no desea salir de ahí por el momento. El programa en el que lo dijo, por cierto, es una buena definición de zona de confort. Pero la actriz madrileña da en el clavo. Hay gente que no quiere salir de determinados sitios, existen muchas personas que no quieren emprender, otras muchas que no desean viajar, encontrarse consigo mismas o ser responsables y conscientes de, por ejemplo, del número de calorías que ingieren al día. 

El estribillo idiota con título ingenioso se impone. No hay tiempo para profundidades, ni para grandes conversaciones. Si quieres que alguien te escuche, paga. Acabo de terminar el libro Crece y hazte rico, del experto en posicionamiento SEO Romuald Fons. Detrás de un título algo desacertado y un envoltorio convencional con una injusta pinta de "vendehumos", hay un historia personal basada en el aprendizaje, la rapidez, mucha inteligencia y sentido común. 

Fons ofrece 51 leyes para el éxito basadas en su experiencia. La ley 45 dice “Oblígate a salir de tu zona de confort”. Explica que, si quieres crecer y ser un buen emprendedor, no debes parar, no debes conformarte y debes “hacerte putadas” a ti mismo. Es un libro dedicado a emprendedores que quieren hacerse ricos, no a cualquiera. "Romu" podría haber usado otra expresión para decir lo que quería decir, pero, paradójicamente, no salió de su zona de confort. Entre Maribel Verdú y Romuald Fons estará seguro el justo medio, la recta razón que, como decía Aristóteles, define al hombre prudente.

"Se está bien en la zona de confort. Si quieres crecer, deberás explorar los límites de tu comodidad"

La conclusión sería esta: se está bien en la zona de confort. Si quieres crecer en lo económico, deberás explorar los límites de tu comodidad. Existe también un crecimiento interior más interesante que el económico que, seguramente, también tendrá sus zonas.

Hay otra zona más pequeña, que no ha definido nadie todavía y que marca las fronteras de la ranciedad. De esta sí que hay que salir cuanto antes. La he llamado “la zona de alcanfor”. ¡Sal de tu zona de alcanfor!

Mostrar comentarios

Códigos Descuento