La nueva Bauhaus europea

José Francisco García  Director del Innovation Lab del Instituto Europeo de Diseño en MadridOPINIÓN
Bauhaus
Pieza artística hecha por un estudiante, Jose Albers, de la escuela de la Bauhaus, en la exposición Grosse Plaene! Moderne Typen, Fantasten und Erfinder (Grandes planes! Hombres modernos, visionarios e inventores), en Dessau (Alemania).
Hendrik Schmidt/EFE/ARCHIVO

“La forma sigue a la función”. Walter Gropius, fundador de la escuela Bauhaus.

Europa necesita un rearme cultural y social. Es una de las conclusiones a las que las autoridades europeas han llegado durante la pandemia mundial. El Viejo Continente se ha quedado oxidado frente al empuje y el dinamismo de América del Norte y, especialmente, Asia Oriental.

La inversión económica sin precedentes, concretada en los planes de recuperación nacionales que la mayoría de países europeos, incluido España, han presentado hace unos días, no es suficiente. Esos planes se fundamentan en el triple objetivo que vamos a escuchar repetir sin parar en los próximos años: transformación digital, transición ecológica y cohesión social y territorial. Por supuesto, son imprescindibles, y serán la base de la reactivación económica y social.

Pero solo con dinero, Europa no recuperará la influencia y el prestigio desgastados con el tiempo. Necesitamos liderar procesos más profundos, aportando valores intangibles al nuevo mundo que se avecina. Por eso, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, lidera en primera persona uno de los proyectos más importantes para lograrlo, la New European Bauhaus.

La Bauhaus fue una escuela fundada en Alemania en 1919, que se convirtió en una referencia mundial en el ámbito de la arquitectura, la artesanía, el arte y el diseño, hasta su cierre por el Partido Nazi en 1933. Sus principios, su metodología y sus valores han influido, y siguen haciéndolo, a generaciones de arquitectos, artistas y diseñadores de todo el mundo. Su visión abierta, transversal y colaborativa de la creación y la cultura fue una revolución en su momento e, incluso ahora, su doctrina sigue estando vigente y siendo vanguardia.

La intención de la Sra. Von der Leyen es que todos los países, pero especialmente las universidades, escuelas y profesionales de las disciplinas creativas de Europa construyan juntos esta nueva cultura, este nuevo discurso que necesitamos para liderar algunos de los cambios que nos vienen en el mundo, aportando valores propios, compartidos, generosos y solidarios.

"España, y el resto de países del sur, tienen la posibilidad de aportar una visión mediterránea a la nueva Bauhaus europea"

La nueva Bauhaus europea está en proceso de discusión, diálogo y construcción en estos momentos. Muchas instituciones del diseño, la arquitectura, el arte o la cultura estamos trabajando juntas para lograr que Europa recupere, no solo el pulso económico, sino también la influencia cultural que es imprescindible para provocar cambios sistémicos, estructurales, profundos.

España, y el resto de países del sur de Europa, tienen la posibilidad de aportar una visión mediterránea a la nueva Bauhaus europea, completando los principios del racionalismo centroeuropeo con nuestra capacidad creativa y nuestra historia de mestizaje e influencia mutua. Algunas de las entidades que estamos dentro del proyecto, hemos propuesto un amplio programa de actividades, que integra la mediterraneidad como un valor europeo esencial para entender nuestra realidad y proyectar el futuro.

Personalmente, solo espero que logremos acercarnos un poco a los objetivos que tuvo el fundador de la Bauhaus, el arquitecto alemán Walter Gropius, que en el año 1919 creó esta escuela para “establecer una nueva cofradía de artesanos, libres de esa arrogancia que divide a las clases sociales y que busca erigir una barrera infranqueable entre los artesanos y los artistas”. Así sea.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento