Escuchar música con la nariz tapada

Joe Biden y Lady Gaga durante la campaña.
Joe Biden y Lady Gaga durante la campaña.
Instagram

¿Cómo de condicionado está nuestro voto por lo que dicen las persona a las que admiramos?

Acabo de leer que Lady Gaga y Jennifer Lopez serán las encargadas de ponerle música al acto en el que Joe Biden y Kamala Harris serán investidos como presidente y vicepresidenta de los Estados Unidos de América. La noticia no me sorprende en absoluto, y menos viniendo de dos artistas tan comprometidas con la igualdad como ellas y con sus orígenes fuera de las fronteras de Estados Unidos, pero he pensado ¿qué pasará ahora con todos esos fans que tienen y que han votado a Donald Trump?

En América no lo tengo demasiado claro pero pienso que en España este tipo de posicionamientos no afectarían demasiado a las ventas de entradas de conciertos. Desde la época en la que Norma Duval acudía a hacer campaña junto a José María Aznar, no veíamos a los artistas mojándose tanto con la política como lo hacen en la actualidad.

En nuestro país no se estila lo de acudir a un mitin para cantar (excepto si eres Marta Sánchez con el himno nacional) pero son muchos los cantantes que han discrepado públicamente con los programas electorales de algunos partidos: Desde Rosalía a Blas Cantó, varios artistas han alzado su voz defendiendo sus creencias y dejando claras sus líneas rojas políticas. Lo que me sorprende es que, generalmente, nuestros músicos se posicionan en contra, pero no a favor.

La música nos despierta emociones y las emociones se usan continuamente para vendernos productos. Si no hacemos más música electoralista quizás sea porque aún no hemos entendido que la política también es espectáculo y que a través de la música también se puede calar hondo.

¿Serías capaz de soportar que tu cantante favorito hiciese campaña para un político que no defiende tus ideales?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento