Más unidos que nunca

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, recibiendo aplausos tras lograr la aprobación de los PGE.
25 NOVIEMBRE 2021;CONGRESO;DIPUTADOS;PRESUPUESTOS
Eduardo Parra / Europa Press
25/11/2021
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, recibiendo aplausos tras lograr la aprobación de los PGE.
Eduardo Parra / Europa Press

Quienes mantienen como idea fija la defensa de la unidad de España seguro que están encantados con la votación de los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso, donde 188 diputados de variado pelaje, incluidos nacionalistas e independentistas, dieron su voto a la ley del Gobierno. Una cifra importante, si se recuerda que es el parlamento más fragmentado de nuestra historia reciente. Nadie podía imaginar hace cinco años, con elecciones generales cada seis meses, que la unidad iba a llegar por vía tan insospechada.

"Es la unidad la que sustenta la democracia y, desde luego, nuestro pacto constitucional"

¿Qué me dice? ¿Que esa no es la unidad en la que está usted pensando cuando dice que “se rompe España”? Pues vaya. A mí me resulta difícil concebir mayor unión, a no ser la uniformidad a la fuerza que practicaban personajes históricos de infausto recuerdo. Llámeme tonto, progre o equidistante, pero la unión entre diferentes me pone. La de aquellos que son del mismo pueblo, comen del mismo pesebre o desfilan en el mismo ejército me ha parecido siempre menos sugestiva que la de quienes tienen intereses, sentimientos o apegos territoriales distintos. Es la unidad la que sustenta la democracia y, desde luego, nuestro pacto constitucional.

Como no hay ley democrática más trascendente que la de Presupuestos, no cabe mayor muestra de lealtad a un proyecto común que el apoyo a esa Ley que todo lo abarca, desde el gasto en vacunas hasta la gasolina de las tanquetas. Los 188 votos del Congreso garantizan estabilidad (palabra preciosa en los tiempos que corren) y suponen un ejercicio de unidad efectiva, no solo retórica, raro de ver en este conjunto de historias, pueblos y emociones que llamamos España. Que aprendan quienes pregonan unidad pero la dificultan, impidiendo la renovación de organismos esenciales del Estado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento