Capillas en los campus frente a universidad laica

  • El asalto al oratorio de la Complutense y la detención de cuatro manifestantes abre el debate sobre la religión en lugares públicos.
  • Un sacerdote y un estudiante dan sus razones.
Una joven protesta contra la presencia de las capillas en las universidades públicas.
Una joven protesta contra la presencia de las capillas en las universidades públicas.
Kiko Huesca / EFE

El asalto de un grupo de jóvenes a la capilla de la Complutense y las posteriores palabras del rector, Carlos Berzosa, en contra de la celebración de misas en los campus han provocado durante las últimas dos semanas un intenso debate sobre la conveniencia o no de que existan estos templos religiosos en los recintos públicos, especialmente en los universitarios.

De hecho, cuatro de las seis universidades públicas de la región tienen capillas donde se ofician misas y en ninguna hay gran rechazo. Las únicas que carecen de estas instalaciones son la Carlos III y la de Alcalá de Henares, según confirman portavoces de estos centros. Que haya capillas en los recintos universitarios depende exclusivamente de los rectorados. "La decisión de tenerlas o no entra dentro de la autonomía de las universidades", explicó una portavoz del Ministerio de Educación.

Sin embargo, la actuación de los jóvenes que protestaron en la de la Complutense conllevó a la denuncia y posterior detención de cuatro jóvenes la semana pasada, aunque fueron puestos en libertad ese mismo día. Una reacción que los universitarios no se tomaron demasiado bien, y este lunes convocaron una cacerolada para solidarizarse con ellos y protestar por la presencia de capillas en las universidades públicas.

EN CONTRA: "Son parte de los privilegios del pasado"

Tohil Delgado, Secretario General del Sindicato de Estudiantes, representa a los universitarios y cree que el Estado "no debe favorecer ninguna religión en el ámbito público".

¿Por qué no debe haber capillas en las universidades?

En un Estado aconfesional no se debe privilegiar a ninguna religión. Somos respetuosos con las creencias de cada uno, pero se debe llevar en privado. Es parte del pasado, son privilegios de la Iglesia que perviven.

¿Hay una demanda real de estos servicios religiosos?

Allí van pocos alumnos a rezar. La mayoría de españoles se declaran católicos, pero pocos son practicantes. Si no van a misa los domingos, menos van a ir en sus horas de estudio.

Los defensores dicen que las capillas no molestan a nadie...

El debate no es si molestan o no. Respetamos todas las creencias. El rechazo se debe a que no se deben destinar recursos públicos para patrocinar confesiones religiosas. Hay que cubrir otras necesidades sociales: más plazas universitarias, más recursos educativos, mejor sanidad pública...

¿Cree que este debate estaba actualmente en la calle?

Existía en la comunidad educativa y el acto de protesta lo ha resucitado. Pero no creemos que vaya a cambiar nada.

A algunos sectores les pareció ofensivo el asalto a la capilla, ¿ustedes lo vieron adecuado?

Estas personas lo hicieron así para llamar la atención, pero en el Sindicato de Estudiantes no solemos denunciar así las cosas. Ahora bien, la detención de estos alumnos fue desmedida. Demuestra que la Iglesia aún tiene mucho poder.

A FAVOR: "Debe haber espacios para rezar; incluso mezquitas"

Feliciano Rodríguez, Delegado de la Pastoral Universitaria de Madrid, es sacerdote y defiende las capillas universitarias como lugar para "ejercer la libertad de religión".

¿Por qué debe haber capillas en las universidades?

Tiene que haber espacios para la religión y el culto porque en las universidades hay una inmensa mayoría de bautizados y es un ejercicio de libertad religiosa. Hay una gran demanda de gente que quiere o necesita este servicio.

¿Los estudiantes acuden con frecuencia a las capillas?

En las universidades madrileñas acuden a diario unas 500 personas y en las celebraciones extraordinarias se llenan.

¿Y qué buscan allí?

Para unos es un espacio de recogimiento, para reflexionar y estar en silencio. La mayoría son personas creyentes y practicantes, pero también va gente que no es católica, pero necesita ayuda de algún tipo. El sacerdote no es un psicólogo, pero puede escuchar.

¿Entiende que haya gente a la que le molesten los símbolos religiosos en lugares públicos?

Me consta que a algunos les molesta, pero no termino de comprenderlo. Esta es una sociedad plural y la aportación de la Iglesia no debería verse como algo negativo. Están ahí por si alguien las necesita, pero a nadie se le impone que las frecuenten.

¿Qué dice la ley al respecto?

Estamos dentro de la legalidad. La Constitución nos ampara al hacer una mención especial a la libertad religiosa.

Por tanto, ¿aceptarían mezquitas o sinagogas en el campus?

Por supuesto. Igual que debe haber oratorios católicos, debe haber espacios de cada religión para rezar mientras una sola persona lo necesite. Incluso mezquitas, ¿por qué no?.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento