Túneles de la M-30
Uno de los túneles de la M-30. Archivo

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha confirmado la sentencia de junio de 2009 que anula la resolución del Ayuntamiento de Madrid que aprobaba el soterramiento de varios tramos de M-30, los que transcurren por el río Manzanares.

La Justicia desestima así el recurso de apelación interpuesto por el Ayuntamiento contra dicha sentencia, según consta en un fallo de 11 de febrero de este año. Los jueces argumentaron entonces y ahora confirman que se anula dicha resolución municipal por no cumplir la directiva europea que fija la "ineludible necesidad de un previo estudio de impacto ambiental".

"Y ello se demuestra porque por un lado, con posterioridad el propio Ayuntamiento empezó a efectuar los trámites para contratar la elaboración de un estudio ambiental de esos proyectos en cuestión; y, por otro, la propia sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, que establece sin lugar a dudas que en un caso como el presente era necesario este estudio de impacto medioambiental con carácter previo", señala la sentencia.

Las consecuencias para el Ayuntamiento de la capital de esta sentencia, contra la que no cabe recurso, son prácticamentes nulas, ya que no hay posibilidad de rectificar y deshacer el soterramiento de la principal carretera de circunvalación de la ciudad.

Consulta aquí más noticias de Madrid.