Banco Central Europeo
El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet. ARCHIVO

Los bancos que operan en España empezaron el año con un recorte en sus peticiones de financiación al Banco Central Europeo (BCE), que se redujeron un 7,4% en comparación con el mes anterior y se situaron en el nivel más bajo desde la caída de Lehman Brothers, en septiembre de 2008.

Así, según los datos publicados este lunes por el Banco de España, la banca española solicitó al BCE 49.177 millones de euros en febrero, la cifra más baja desde septiembre de 2008, cuando se pidieron 49.143 millones.

Las entidades españolas redujeron en enero más del 20% sus peticiones a la entidad europea Tras subir en diciembre un 9,5% sus requerimientos de financiación al BCE, las entidades españolas redujeron en enero más del 20% sus peticiones a la entidad europea, con lo que son ya dos meses consecutivos con recortes.

El importe solicitado en febrero por las entidades españolas representa el 13,1% del total de las deudas contraídas por las entidades financieras europeas con el BCE, que sumaban 374.289 millones de euros al terminar el segundo mes del año. En enero, las peticiones de las entidades españolas representaban el 15,2 % del total.

Cerca del 10%, su peso real

El porcentaje que la banca española solicitó al BCE en febrero está cada vez más cerca del peso real que ésta tiene, en función de sus activos y de sus pasivos, en el conjunto de la banca europea, que es de aproximadamente el 10%, indican las estadísticas del balance agregado de las instituciones financieras monetarias de la zona del euro, excluidos los bancos centrales.

Si comparamos los datos con los de febrero de 2010, los 49.177 millones solicitados por las entidades españolas al BCE suponen poco más de la mitad que un año antes, cuando las peticiones alcanzaron 76.269 millones.