El coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, ha considerado que se le puede exigir a la banda terrorista ETA un nuevo comunicado que clarifique las dudas que arroja el anterior y que, de alguna manera, supusiese el toque definitivo a acatar lo que está en el acuerdo de Gernika que es la hoja de ruta de la pacificación.

En una entrevista concedida a la Sexta y recogida por Europa Press, Zabaleta ha explicado que, en dicho comunicado, ETA debería acatar el acuerdo de Gernika y podría anunciar su fin con tres adjetivos: unilateral, definitivo y verificable.

Además, tendría que quitar del comunicado sus dos últimas líneas en las que se manifiesta seguir luchando por los objetivos políticos por los que fue fundada. "ETA surgió por razones políticas que son también las que han tenido los militantes de ETA", señala, tras asegurar que no son mercenarios, sino personas que han luchado por unas ideas.

"Empezó por razones políticas y por razones políticas tiene que acabar", subraya Zabaleta, quien reconoce que puede haber una escisión en ETA, aunque cree que es un riesgo "condenado al fracaso" porque no tendría ninguna posibilidad ideológica de sustentarse ni justificarse. "Si ocurriese sería una desgracia, una pena, pero estaría condenado al fracaso", indica.

Sobre la última apuesta de Batasuna y la izquierda abertzale por el fin de la violencia, Zabaleta cree "firmemente" que es sincera porque ha pasado un año y medio desde que se comprometieron a utilizar únicamente la vía política y porque para ellos sería "absolutamente imposible" una vuelta atrás.

En cuanto a la conveniencia de que Sortu esté en las elecciones, Zabaleta cree que la formación debería haber sido legalizada y ve "lamentable" que hayan tardado tanto en presentar los estatutos, que se podrían haber presentado en octubre o noviembre sin tener que confundirse con una situación preelectoral.

"Nosotros reclamamos a ETA un cese unilateral, es decir sin contraprestaciones, definitivo y garantizado al margen de lo que haga el Estado", ha señalado, tras reclamar al Estado la legalización de todas las organizaciones que se comprometan al uso exclusivo de los cauces políticos al margen de lo que haga ETA y asegurar que sería "deseable" que Sortu estuviera en las elecciones.

El coordinador de Aralar asegura que la formación siempre ha estado en "rotundo" desacuerdo con la Ley de partidos porque una democracia verdadera tiene que legalizar a todos los sectores. A su parecer, no debe ser aplicada, sino que debe interpretarse lapor encima y al margen de su literalidad porque es una "restricción democrática".

Sobre si Sortu podría ser la nueva Aralar, Zabaleta ha asegruado que aún hay diferencias "sustanciales" a la hora de entender la autodeterminación y una izquierda abertzale que sea transformadora y eficaz en los problemas diarios tiene que tener capacidad para poderse entender y pactar con otras fuerzas políticas. Aún así, ve "satisfactorio" que Batasuna haya dado unos pasos hacia la línea marcada por Aralar y cree que se acabarán encontrando.

Respecto a la actuación del Gobierno, Zabaleta cree que está haciendo "lo incorrecto" porque va contra los principios democráticos más elementales al no legalizar Sortu al estar en un debate político desnaturalizado con el Partido Popular para ver "quién es más duro". "¿No es bastante miserable en estos momentos el observar el argumento ese de que si ETA no da el cese definitivo no hay que legalizar?", se pregunta.

Consulta aquí más noticias de Álava.