Mohamed VI
Mohamed VI. ARCHIVO

El rey Mohamed VI de Marruecos aseguró este lunes que está "comprometido con la realización de reformas estructurales", en un discurso con motivo del nombramiento del primer Consejo Económico y Social del país, según informó la agencia oficial MAP.

El monarca, que no se refirió de forma expresa a las protestas que este domingo reclamaron una "Constitución democrática" en Marruecos, citó la creación de este órgano como un ejemplo de la "dinámica reformadora" de Marruecos, y mostró su voluntad de "llevar adelante la materialización del modelo marroquí, del que reafirmamos su carácter irreversible". No nos contentaremos con preservar lo logrado, sino que intentaremos consolidarlo

En su alocución, Mohamed VI agregó que "no nos contentaremos con preservar lo logrado, sino que intentaremos consolidarlo a través de nuevas reformas". "Nuestro objetivo último es asegurar a todos los marroquíes las condiciones propicias para el ejercicio de una ciudadanía digna, en el marco de un Marruecos avanzado, solidario y que goce de su unidad y su soberanía al completo", señaló en sus primeras palabras públicas tras las protestas de este domingo.

El rey nombró este lunes a los miembros del primer Consejo Económico y Social (CES) de este país, que presidirá el ex ministro del Interior Chakib Benmusa, informaron fuentes oficiales. El CES es una antigua demanda del monarca, quien ya en 2008 ordenó al Parlamento preparar una ley que contemplase la creación de este órgano consultivo.

Mohamed VI, acompañado por el príncipe Mulay Rachid, nombró secretario general del Consejo a Dris Guerraui, antiguo consejero del ex primer ministro, Abderramán Yusufi. Según Mohamed VI, el CES deberá elaborar "un nuevo contrato social" que permita "la modernización de la economía, el refuerzo de su competitividad y la dinamización de la inversión productiva".

 

Impiden una manifestación prodemocracia

Por otra parte, agentes antidisturbios de las fuerzas de seguridad marroquíes impidieron este lunes por la fuerza la celebración de una concentración en favor de una "Constitución democrática" en Rabat. Al menos una persona tuvo que ser trasladada en una ambulancia

Alrededor de una treintena de jóvenes del llamado Movimiento 20 de Febrero se habían reunido en la plaza Bab el Had de la capital marroquí, cuando decenas de miembros de la Policía y las Fuerzas Auxiliares cargaron con porras para dispersar la protesta.

Al menos una persona tuvo que ser trasladada en una ambulancia que estaba en el lugar.